1 jun. 2007

Vende tus opciones sobre el tungsteno

Es curioso pero leo hoy el gobierno de Australia —que no firmó el protocolo de Kioto— resulta que ha anunciado que va a interrumpir la comercialización de bombillas de incandescencia para forzar a los consumidores a "mudarse" a las CFL (Compact Fluorescent Lights). Es previsible por tanto que a tenor de esta imposición se establezca algún tipo de ayuda o subvención de forma que el Estado asuma parte del coste de las bombillas de modo que su precio de cara al consumidor quede similar al precio de las antiguas bombillas de tungsteno. Es una medida a aplaudir que no estaría de más fuese exportada a estas latitudes. En la misma noticia he podido leer el dato de que si hoy la Unión Europea cambiase todas sus bombillas por CFL dejarían de ser necesarias 25 centrales eléctricas y se dejarían de emitir 20 millones de toneladas de CO2. ¿Querrán las eléctricas dejar de ingresar tanta pasta?

Las bombillas de bajo consumo o CFL tienen, hay que reconocerlo, algunos inconvenientes. Uno de ellos es el tiempo que les cuesta proporcionar su maximo poder de iluminación. No obstante se han hecho grandes avances y actualmente tardan unos 30 segundos en lucir a su máxima intensidad, cuando antes podían ser 2 ó 3 minutos. otro problema es el pequeño (aunque peligroso) contenido de mercurio presente en las CFL, por lo que no pueden desecharse en la basura sino en los contenedores de pilas de botón. Es de esperar que los organismos públicos comiencen a habilitar más puntos de desecho para estos residuos.

Por último, otra desventaja puede ser el precio, aunque esta no es tal, ya que es sólo una ilusión. El coste de una CFL por hora de vida útil es muy inferior al coste de una CFL. Claro está que uno se lo piensa dos veces a la hora de hacer un gasto mayor, y resulta psicológicamente más aceptable gastar más dinero en dosis pequeñas, hacer un mayor gasto aunque sea de menor cuantía que la suma de los gastos menores. Pero esto se soluciona de forma relativamente sencilla. Basta con comprar una o dos CFL cada vez que se hace la compra, de modo que en un tiempo relativamente corto tendremos toda la casa iluminada en CFL. Además, este cambio donde más lo vamos a notar es en el recibo de la luz. Comentado este tema con los compañeros he convencido a uno de ellos para que inicie este cambio gradual.

¡Cambia a las CFL!

0 comentarios. Deja alguno tú.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...