30 jun. 2008

Obeliscos

El obelisco, como tipología monumental, es algo mágico y especial. Las pirámides son imponentes, las tumbas excavadas en la roca en lugares y con formas imposibles son impresionantes, los templos resultan majestuosos, etc. Pero los obeliscos egipcios son mágicos. Para empezar, me maravilla la perfección geométrica, troncopiramidal, unida a otra pirámide superior. Las dimensiones son también impresionantes. Pero uno de los hechos que más sorprende en general, es el hecho de que todos los obeliscos egipcios eran monolíticos. Es decir, estaban tallados de una sola pieza. Dado que un obelisco simbolizaba un rayo de sol (Ra durante todo el período, o Atón durante el paréntesis amarniano), no se concebía construirlo mediante "rodajas", como sí se construían otros elementos de dimensiones y formas similares, como las columnas de los templos.
Así las cosas, los obeliscos no podían tallarse en arenisca, ya que era quebradiza y no soportaba la tensión en una forma tan alargada. El mejor material que podía encontrarse en Egipto era granito, muy abundante además en Suanu (el actual Asuán). En Suanu existía impresionantes canteras de granito negro, rojo, azulado, rosa o rojo de donde se extraía la piedra para los sarcófagos, estatuas y por supuesto, para los preciosos obeliscos monolíticos, que tenían una media de unos 20 metros de alto. El más alto de todos ellos habría sido el que quedó inacabado, abandonado en una de las canteras de Asuán, con sus 42 metros de longitud (está tumbado) y un peso aproximado, una vez terminado, que rebasaría de largo las mil toneladas. Sí, sí... 1.000 toneladas. Más de un millón de kilogramos. El brutal obelisco seguramente se abandonó por fisurarse. Ya he comentado que tenía que ser de una sola pieza, por lo que en el momento de romperse, inutilizó todo el esfuerzo empleado hasta el momento.

Agujeros hechos teóricamente con dolerita
El mayor problema radicaba en que los egipcios no conocían el hierro, y el cobre o bronce son demasiado blandos para tallar el granito. Actualmente no se sabe cómo se tallaba. Dicen algunos expertos que con piedras de dolerita (diorita o gabro). Estas son piedras ígneas, muy densas y duras, con las que se supone que los antiguos canteros egipcios trabajaban el granito. Claro está, que no podían trabajar la dolerita con nada, ya que no tenían nada más duro que ella, de modo que de nuevo se supone que trabajaban con herramientas de dolerita tal cual la encontraban, generalmente cerca de la falla que produce la primera catarata. La teoría vuelve a decirnos que con la dolerita hacían agujeros en el granito, y que en dichos agujeros introducían tacos de madera de sicomoro. La madera de sicomoro tiene una gran capacidad de absorción de agua, por lo que al mojar los tacos se hinchaban, y acababan rajando la roca de forma controlada. Hasta aquí bien. Pero cuando uno ve los supuestos orificios en el granito hechos supuestamente con toscas rocas de dolerita... Algo me dice que había algo más refinado que una burda roca para tallar esos cajetines. Y si tenían forma de tallar la dolerita, aquello que utilizasen para tallar la dolerita, les habría servido para tallar directamente el granito. ¿Pero qué utilizaban, si en teoría no conocían nada tan duro?
Otra cuestión que no se ha podido responder es el transporte y manipulación de estas burradas de piedra. Si hay bloques de piedra en las pirámides
que llegan a pesar 60 toneladas y difícilmente nos explicamos cómo los movían, ¿de qué manera se explica mover un obelisco medio de 300 toneladas, o uno del tamaño del que quedó a medias en Asuán, de más de mil toneladas? ¿En qué barco podrían transportarse mil toneladas? ¿Cómo era la tecnología naval egipcia para permitir tal capacidad de carga? Pero no se acaban ahí las preguntas. Si a mí me encargasen hacer un obelisco, tallaría un trozo de granito de forma más o menos alargada, lo bajaría desde la cantera a la explanada, y allí le daría forma de obelisco tranquilamente. Sin embargo los egipcios tallaban el obelisco, con forma de obelisco, directamente en la roca madre, extrayéndolo ya casi acabado, listo para pulir y tallar las inscripciones. Lo mejor de todo, es que lo tallaban literalmente abriendo a su alrededor un sarcófago, como puede apreciarse en esta fotografía del obelisco de Asuán, (ya no me caben más fotos insertadas en el artículo) por lo que una vez terminado, lo sacaban del hueco en vertical. ¿Con qué grúa?
Como escéptico que soy, huyo de explicaciones fantasiosas que impliquen a extraterrestres, fórmulas filosofales para licuar la piedra, o zarandajas por el estilo. Pero desde luego hay cosas que no tienen explicación, y ello indica que hay aún muchas lagunas de conocimiento sobre el antiguo Egipto, y que probablemente jamás resolveremos.

Tunguska +100

Acabo de caer en la cuenta de que hoy se cumplen cien años de lo que ha venido a llamarse el "evento de Tunguska". El 30 de junio de 1908, algo impactó contra la estepa siberiana. La explosión, que fue equivalente a 1.000 veces la explosión de Hiroshima, se pudo oír a unos 1.000 kilómetros de distancia. Sin embargo, a pesar de lo espectacular del evento, por alguna razón que se desconoce (aunque hay hipótesis de lo más descabellado), el gobierno del zar Nicolás II no quiso investigar la zona, y la primera expedición al lugar del impacto se hizo 13 años después, en 1921, cuando el Imperio Ruso se había convertido en la Unión Soviética.
Cuando Kulik, el científico que lideraba la expedición, llegó al lugar, lo que se encontró fue un paraje devastador en el que los árboles parecían caídos como cerillas, de forma radial. Gracias a esta disposición tan perfecta pudo hallarse el lugar del impacto, (el lugar al que apuntaban todos los árboles) aunque no había ningún cráter, ni ningún resto de meteorito.
La ufología y los amantes de lo paranormal encontraron en Tunguska un filón para teorías de lo más variopinto. Las hipótesis más serias que se manejan son que pudo ser un cometa, un impacto con un agujero negro, una bomba de hidrógeno natural, una masa de antimateria...
Personalmente me gusta mucho aplicar la navaja de Occam, y creo, como lo creía Carl Sagan, que lo que impactó allí fue un cometa que explotó por sobrecalentamiento antes de impactar contra el suelo. La onda expansiva no dañó el terreno, aunque fue suficiente para tirar los árboles como si fuesen mondadientes. El núcleo cometario, comúnmente de hielo, sería la explicación de que no se encontrase ni radiación, ni fragmentos de ninguna clase. El hecho de que explotase a cierta altitud, antes de tocar la superficie terrestre, explicaría el tremendo radio de la destrucción superficial, además de la gran distancia a la que se pudo oír la explosión.
Sea como fuere, probablemente no sepamos nunca qué pasó allí hace cien años (cada vez que una nueva expedición visita el lugar, nos sorprende con una nueva teoría). Pero no dejará de ser uno de mis misterios favoritos.

28 jun. 2008

La mujer perfecta

Lo había conseguido. Tras años de hackear e infiltrarse en innumerables bases de datos de población, tras años de cotejar en secreto datos variopintos, tras años de operar en la sombra clasificando, categorizando y ordenando seres humanos, había conseguido con un ímprobo esfuerzo aunar un volumen de información increíble sobre todos y cada uno de los seres humanos.

Ahora sólo quedaba seleccionar cuidadosamente cada atributo. Podía saber exactamente quién era la mujer perfecta. Eligió aquella que tenía su tipo ideal, los gustos y costumbres que encajaban con él, aquellas características que para él hacían irresistible a una chica. Color de pelo, ojos, estatura, aficiones… Podía seleccionar cada rasgo del carácter. Podía elegirla cariñosa o arisca. Urbanita o campestre… Y el resultado del cruce de criterios fue un espécimen. Una mujer, que para él era perfecta. Y se decidió a conocerla. A conocer a la mujer de su vida.

Pero cuando ella le conoció a él, él no era el hombre de su vida.

27 jun. 2008

Castigadores

Hay personas que viven su vida como una eterna búsqueda del castigo. No el propio, en cuyo caso serían penitentes, sino el ajeno, por lo que son castigadores.

Lo cierto es que se me ocurren media docena, así a ojo, de razones por las que, desde un punto de vista psicoemocional, una persona puede hallarse en esa circunstancia. Puede ser una actitud consciente o inconsciente. Puede hallar en ella placer, o simplemente ser una compulsión. Puede estar provocado por un trauma o represión, o ser sencillamente una actitud aprendida con la que se obtiene un beneficio. La cantidad de “sabores” es inmensa.

Los castigadores no inflingen castigo de forma aleatoria. Antes al contrario, esperan pacientemente a que se cometa un error a su alrededor, para saltar sobre su presa como lo haría un felino agazapado en la sombra. Una vez se ha cometido un error, intentan aumentarlo enormemente a ojos del castigado. Lo que viene a continuación puede variar enormemente y depende de cada uno de los individuos implicados (tanto del castigador como del castigado)... Sigue en Luz y Sombra.

20 jun. 2008

Nokia y la mentalidad del pasado

Viendo los nuevos terminales de Nokia, me encuentro con el novísimo N96 (supuesto sucesor del N95), y que aún no está a la venta (como novedad brutal que es). Sin embargo veo con estupor que Nokia (como el resto de fabricantes) sigue aferrada al puñetero teclado de botones, que se desliza por detrás de la pantalla, y que duplica el grosor del terminal, en vez de adoptar de una maldita vez el teclado táctil como hizo ya hace tiempo Apple con el iPhone (terminal que aunque me parece no apto para el mercado europeo, ni siquiera en su versión 3G, sí tengo que reconocer que su interfaz es inmejorable).

12 jun. 2008

Miembra

Mantuve ayer una interesante conversación con algunos compañeros a propósito de las declaraciones de la nueva y flamante ministra de Igualdad, en las que acuñó la palabra “miembra”. El debate versaba sobre la evolución del lenguaje como algo vivo, y el hecho de que la creación de palabras como “miembra” no es potestad de la RAE.

Es bien cierto que el idioma no se fabrica en ese vetusto caserón que hay a espaldas del Museo del Prado. La Real Academia Española se limita a regular el uso del lenguaje que el pueblo hace, tal como reza su lema “Limpia, fija y da esplendor”, corrigiendo aquellos usos impropios, regulando sobre aquellos usos extendidos, y fomentando su uso.

Y precisamente esa es la cuestión de fondo. La palabra “miembra” no es una creación del acervo popular para cubrir una necesidad comunicacional existente. La creación de ese palabro es la invención de una persona con una mente obsesionada por la discriminación. Un don Quijote que ve gigantes donde sólo hay molinos. Y su actuación al respecto, creando un engendro como “miembro” es igual de ridícula que la del hidalgo manchego.

Y es que, muy a pesar de algunos, la lengua no tiene sexo, sino género. Y por ello jamás puede ser sexista. Y una mujer que es miembro de algo, es miembro y no miembra, de la misma manera que la que participa es participante y no participanta.

Tengo la esperanza de que estos intentos de involucrar a la lengua castellana en una pelea político-social, como el ya tan famoso como anecdótico “jóvenes y jóvenas” de Carmen Romero, se quede en eso: En una anécdota, y quienes viven obsesionados con la discriminación dediquen sus esfuerzos a lo que se les está encomendado, y dejen la lengua en manos del pueblo.

11 jun. 2008

¿Qué huelga ni qué ocho cuartos?

No tenía muy claro si escribir algún artículo sobre la huelga que los transportistas están llevando a cabo protestando por el alarmante aumento de los precios de los carburantes, pero he hecho una reflexión a dos bandas acerca de todo este follón.

Por un lado está la motivación de la huelga. ¿Realmente es lícito exigir al gobierno que los impuestos de todos los ciudadanos sufraguen el aumento unos gastos de explotación, no achacable al gobierno? Por esa misma regla de tres, todos y cada uno de los españolitos de a pie podría hacer exactamente lo mismo cuando no llegue a fin de mes o no pueda pagar la hipoteca. Creo que en España llevamos mucho tiempo viviendo a base de subvenciones, ayudas y demás. Tirando de la teta del Estado, y eso es una zancadilla a la competitividad. Además, cuando a un peluquero le aumentan el precio de las tijeras o de la laca, lo que hace es subir el precio de sus servicios, o simplemente cesar el negocio, no ir a la huelga exigiendo que el resto de la ciudadanía le haga más llevadera su actividad laboral.

Por otro lado tenemos la cuestión de la forma de hacer huelga. La huelga es un derecho legítimo de todo ciudadano, independientemente de que se comulgue con las razones abogadas para dicha huelga o no. Ahora bien. La huelga consiste en no trabajar uno, no en impedir que trabajen los demás. No sólo los que se dedican a tu misma actividad, sino a todos los demás. Porque los transportistas no se contentan con dejar de realizar su trabajo, con el desabastecimiento que eso conlleva. Además se emperran en que ningún otro transportista trabaje, y no se quedan ahí. Pretenden paralizar el país impidiendo a todos los ciudadanos la libre circulación por carretera. Y entonces eso deja de llamarse huelga. Eso es gamberrismo, por no utilizar palabras más gruesas. Parece que los obtusos transportistas (y digo obtusos a juzgar por uno de sus portavoces que ha intervenido esta mañana en la cadena SER, si ese es el portavoz…) Los obtusos, como decía, parecen no tener las miras suficientes como para darse cuenta de que lo que empezó como una protesta con la simpatía de los ciudadanos (todos sufrimos los desorbitados costes de los carburantes), si tocan los cojones demasiado, puede estallarles en la cara y salirles el tiro por la culata. Y hoy por hoy, ya son más los que tildan a los camioneros de “cabrones” (cuando alguien se tira hora y media para recorrer cinco kilómetros), que los que se solidarizan con su causa. Pero ellos, erre que erre.

9 jun. 2008

Photoshop

Menospreciar una foto con alegaciones como "eso es todo Photoshop", es como hacer de menos un Picasso diciendo que "eso es todo pintura y pincel".

8 jun. 2008

Banderas sin estrella.

Viendo la final de Roland Garros, entre Federer y Nadal pensaba yo que hay banderas que parecen abocadas a su mala representación. Una de ellas es la española, que en la mayoría de las ocasiones se representa, incluso en España, con tres franjas de igual ancho, en lugar de representar la franja amarilla de doble ancho, como debe ser. Y a veces incluso la he visto con las franjas en vertical, al uso de la bandera francesa, italiana, irlandesa o belga.
En la retransmisión de hoy, curiosamente sí estaba bien representada. Pero no así la bandera de Suiza, que aparecía como rectangular, cuando la bandera helvética es en realidad cuadrada. La única del mundo con esta forma, junto con la del Vaticano. Es curioso porque la bandera de Nepal, que es única en su forma sería una clara candidata a ser malinterpretada, sin embargo las pocas veces en que la veo en la tele o en medios impresos (Nepal es un país que no da mucho que hablar), los periodistas se esfuerzan mucho en colocarla en sus proporciones, forma y colores correctos.

6 jun. 2008

Reproche

Una de las sensaciones más jodidas que hay, es querer reprochar algo, y no encontrar argumento ni base para hacerlo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...