22 sept. 2011

Dorada en morunilla

Los pescados "en morunilla" eran una forma común de prepararlos en casa de mi yaya Encarna. Ignoro de dónde viene el nombre de la forma de preparación, pero lo cierto es que en Google no hay ni una sola receta que haga referencia a la palabra "morunilla", así que parece que voy a sentar cátedra.

La palabra "morunilla", como el sagaz lector habrá deducido ya, viene de los moros quienes, siempre según mi abuela y mi padre, usaban esta sencilla preparación con los pescados de roca que extraían con los cárabos de pesca.

La morunilla es una guarnición de notable reminiscencia árabe-andalusí, que va especialmente bien con cualquier pescado blanco. Está compuesta principalmente de tomate, con pimiento y opcionalmente, patatas, si bien estas últimas no son imprescindibles. Hoy lo he hecho con una dorada, aunque también queda bien con besugo, lubina o cualquier otro pescado de roca.

Dificultad: Media
Precio: Económico
Tiempo: 45/50 minutos

Ingredientes (2 personas)
  • 1 dorada grande, entera y eviscerada.
  • 2 tomates.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 patata pequeña.
  • 1 vasito de vino blanco
  • 3 dientes de ajo.
  • Cominos molidos.
  • Estragón.
  • Agua.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta negra.
  • Cilantro.
Preparación
Pon una cazuela plana, preferentemente de barro a calentar, con un poco de aceite. Cuando el aceite esté caliente, baja el fuego, machaca los dientes de ajo, dóralos y apártalos antes de que se quemen. Corta el tomate en rodajas muy finas y colócalo formando un fondo en la cazuela de barro. Cuando completes una capa, adereza con sal, comino molido y estragón al gusto (a mí me gusta con mucho comino), y coloca la siguiente capa, hasta terminar el tomate. Entre las capas, incorpora los dientes de ajo que habíamos apartado antes. Cuando oigas que el tomate empieza a sofreírse, cubre con agua, coloca la patata cortada en láminas muy finas, sazona con sal y pimienta negra molida, y encima de todo la dorada, a la que habremos hecho unos cortes transversales en ambos costados, y habremos sazonado por dentro y por fuera con sal y estragón. Prepara el pimiento en trozos grandes y colócalo en la parte superior, sin cubrir el pescado, y con la carne hacia abajo y la piel hacia arriba. Lleva a ebullición a fuego medio, y deja cocinar unos 15 minutos antes de darle la vuelta a la dorada, y otros 15 minutos por el otro lado. Cuando esté cocinado, aparta del fuego, decora por encima con cilantro picado muy fino, y espera a que el hervor mantenido por el barro se apague, antes de servir.

20 sept. 2011

Efecto colateral (Carta abierta a @EsperanzAguirre)

Queridísima (¿Excelentísima? ¿Ilustrísima? ¿Generalísima? no controlo el tema de los tratamientos de cortesía, discúlpame) Esperanza Aguirre Gil de Biedma, condesa consorte de Murillo, Grande de España, y presidente electa de la Comunidad Autónoma de Madrid.

Espero que tengas un hueco para leer esta carta, aunque con la que está cayendo con el tema de la educación, supongo que tendrás mucho lío... O no... A propósito de este tema, entre tú y yo, creo que deberías repensar lo de Lucía Figar como consejera de Educación... Alguien que dice que un profesor de Literatura puede dar Lengua, no parece tener mucha idea ni de Literatura, ni de Lengua, ni siquiera de Educación, ni de discreción cuando se habla en público sobre temas que se desconocen... Y lo mismo con tantas carencias no es la mejor preparada para el puesto que ocupa. ¡Que va a acabar dándote un disgusto!

Bueno, al lío. Yo no soy un profesor. Soy un efecto colateral. Sí, en realidad la profesora es mi pareja. Ella ya había hecho hasta 21 horas LECTIVAS (que de trabajo ahora ya lo tienes claro que son 37,5, oye, vas un poco atropellada con tus declaraciones) de forma puntual en alguna ocasión. Pero claro, con el recorte (sí, ya sé que no te gusta la palabra, pero dejar sin curro a miles de profesores a la calle, es un recorte, al César lo que es del César, y a Aguirre lo que es de Aguirre, lo llaméis "despedir" o lo llaméis "dejar de contratar"), pues con el recorte, como te decía, ya no es sólo lo de que ella dé las 20 horas de marras, sino que al estar todos los profesores dando clase 20 horas, ya no hay tiempo para nada. Sí, claro, los profesores te dijeron que iban a dejarse de hacer tutorías, que iban a dejarse de preparar las clases, que iban a dejarse de corregir exámenes con la debida atención... Pero ellos son profesores. PRO-FE-SO-RES... Y además con una calidad humana y profesional que no os los merecéis, para serte ¡Franco! No os los merecéis, no. Ni tú, ni mucho menos Lucía Figar. Porque con el rollo este de las asignaturas "afines" que os sacásteis de la manga para que un profesor de lo-que-sea valga tanto para un roto como para un descosido, ella, que es de Tecnología, este año tiene que dar Plástica. ¡Cágate, lorito! ¡Y en inglés! (Sí, está habilitada bilingüe) Claro, si tuviese palabra, habría cumplido lo que te dijeron. Pero es así de malqueda. Se levanta a las 5 de la mañana para prepararse lo que contarles a los chicos, en una asignatura que no ha dado nunca (te recuerdo que ella es profesora de TEC-NO-LO-GÍ-A). Y por menos dinero cada vez, porque cada vez que le llega la nómina, le habéis pegado un tijeretazo más, uno detrás de otro. Ya ves. Eso es vocación ¿eh? Hoy ha hecho huelga, claro, y ahora está en la manifestación. Yo no puedo, tengo trabajo. Si no estaría allí vestido de verde. ¿Y quién crees que sufre las consecuencias? Pues yo. El efecto colateral. Porque cuando llego al trabajo ella está reventada y prácticamente a punto de irse a dormir, para levantarse a las cinco de la mañana para prepararse la lección. Porque ella puede dejarte tirada a ti, que no te la mereces. Pero nunca dejaría tirados a sus chicos. Ellos, a fin de cuentas son tus rehenes políticos. Ellos no te eligieron ni tuvieron oportunidad. A ellos nadie les preguntó si querían que su tutor no les conociese. A ellos no les preguntaron si querían que la biblioteca se cerrase por falta de profesores. A ellos no les preguntaron nada... Fueron sus padres o más bien los padres de otros chicos (los que van a tus colegios concertados y privados) los que te votaron a ti.

Y todo en aras de un supuesto "ahorro". ¿Pero qué ahorro ni qué niño muerto? ¿Cómo se ahorra uno un profesor? ¿Cómo se ahorra uno un colegio? Yo me ahorro treinta euros cuando no me los gasto innecesariamente, pero ¿cómo se ahorra una biblioteca pública? Porque yo los treinta euros que me ahorro me los guardo en la cartera. ¿Dónde te guardas tú estos "ahorros"? ¿Es que algún profesor es "innecesario"? ¿De verdad te crees lo que dices cuando afirmas que no había dinero para pagar a los PRO-FE-SO-RES cuando en vísperas de las elecciones autonómicas (hace 4 meses) habéis estado tirando el dinero en gilipolleces como ésta? Venga anda, no me tomes el pelo.

Mira, te contaré una cosa. En Islandia, que es un país avanzado, y ha estado varios años en el puesto número 1 del HDI (Índice de Desarrollo Humano) es uno de esos países donde a los españoles nos gusta mirarnos. Un país nórdico, top level... Y no es un país comunista, ni muchísimo menos. De hecho son más bien de los tuyos, aunque hay mucha alternancia. Un dato, a ti que te gusta fardar de haber sido la primera presidente (no presidenta, que es un gerundivo) electa de una comunidad autónoma en España, los islandeses pueden fardar haber tenido la primera mujer presidente electa en la Historia. Pero no presidente de gobierno, no. Presidente de la República de Islandia. Jefe de Estado, vamos. Vigdís Finnbogadóttir, elegida en 1980. Ahí es . Bueno, pues lo que te decía. En un país como Islandia, gobierne quien gobierne, no se "ahorran" nada en educación. Allí la educación pública es gratuita. Toda. Incluida la universidad. Palabra. No te engaño. Lo pone aquí, en negrita y todo. No sé cómo de puesta andas en inglés, pero te lo traduzco: tuition fee es matrícula (la de la universidad, no la del coche). Y claro, así tienen el índice de universitarios que tienen, y el índice de titulados que tienen. Y lo que te voy a decir te va a doler, porque sé que tienes amigos metidos en ese negocio, pero allí la educación pública es tan, tan buena, que no hay mercado para la educación privada, ni tampoco demanda. Y lo mismo les pasa con la sanidad. Y es que no se puede hacer negocio con absolutamente todo. Y ahora ¿te imaginas lo que fardarías si hicieses de la educación en Madrid algo tan brutalmente bueno que la gente se borrase de los colegios privados porque no les llegasen ni a la altura del betún de tus prestigiosos colegios públicos? Serías la caña de España y parte del extranjero.

Así que lo que yo te pido, como efecto colateral que soy, es que reconsideres el tema éste, te avengas a razones, y dejes la educación como estaba, que así mi chica no tendrá que acostarse tarde y levantarse temprano, y mi relación de pareja mejorará. Y la educación, mejor ni tocarla, que bastante trauma teníamos ya con el último informe Pisa, que nos dejó por los suelos. Y no me vengas, por favor, con que Madrid tiene los mejores expedientes de España, porque conozco la trastienda. Gente que no sabe hacer la o con un canuto, y se la mete por "Diversificación" esa para que acaben con su título de Graduado Escolar caiga quien caiga, y aunque manifiestamente no tengan los conocimientos para ello. Regalando los títulos, nos hacemos los número uno. Pero eso es falsear, no sólo las estadísticas, sino la misma realidad. Igual la calefacción en tu palacete de Madrid te la instaló uno que había hecho la Diver y por eso te dejas ese pastón. En fin, que la educación en España es un cagarro lo mires por donde lo mires, seamos sinceros. Y esto último tuyo del tijeretazo es el tiro de gracia.

Y mira, para que veas que no estoy en tu contra de forma visceral, que sepas que me pareció muy bien la idea del Bachillerato de la Excelencia, y la apoyé enfrentándome a muchos conocidos que en plan fundamentalista se oponían sólo por haber sido idea tuya. Yo soy un tío muy razonable y suelo emplear la lógica y el sentido común en mis razonamientos.

Ah, no me retoques esta carta para meter faltas de ortografía. Te lo digo por aquello de que cree el ladrón que todos son de su condición. Que lo mismo acusaste a los profes de manipular tu carta porque tú tienes costumbre de hacerlo. Que esta es otra, oye. Yo he visto tu carta cuando llegó a casa, recién sacada del sobre, y te juro por lo más sagrao que tenía todas las faltas de ortografía que salieron en los periódicos. La culpa, supongo, la tendrá tu amanuense. Ten cuidado con lo que firmas. Revísalo antes con boli rojo.

Venga, un besote.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...