23 sept. 2013

Ni tan requisitos ni tan imprescindibles

El mercado laboral español es una puta mierda. No hablo del paro. El paro no es mercado laboral, como su propio nombre indica. Hablo del mercado laboral. Del no-paro. De las ofertas de trabajo. Que las hay, y muchas, especialmente en algunos sectores. Pero el mercado laboral español, y el tejido empresarial que alimenta ese mercado están enormemente viciados y podridos. Y lo triste es que la culpa no la tiene la CEOE, ni los sindicatos, ni la reforma laboral, ni Rajoy, ni Zapatero. Esto lleva sucediendo desde siempre en este país. Al menos desde que yo tengo uso de razón. Y la culpa la tiene la sociedad española en su conjunto, tanto por activa como por pasiva.

14 sept. 2013

Sobre nacionalismos e independentismos

A raíz de la última Diada se ha despertado un intensísimo debate sobre la independencia. No me considero nacionalista, pero creo positivo que se consulte a los catalanes sobre si quieren o no formar parte de España.

4 sept. 2013

Flyboys

La única razón que uno puede tener para ver Flyboys, Tony Bill (2006) es asistir a una exhibición principalmente infográfica de aviones de la Primera Guerra Mundial. Es una película para aerotrastornados. Nada más.

2 sept. 2013

El amargo sabor del nacional-sindicalismo

Cuando a finales del siglo XIX se desata la tormenta marxista en Europa determinados sectores de la sociedad de muy diversos orígenes no se encuentran cómodos en el juego, ya sea por no comulgar con las posturas tradicionalistas de la clase dominante o quizá por estar excluidos del juego monopolístico del capitalismo, y no encajando tampoco en las corrientes comunistas, demasiado a la izquierda, basculan inicialmente sin rumbo ni ideología concreta. En ese caldo de cultivo aparece el "tercerposicionismo" que a principios del siglo XX dará lugar a movimientos totalitarios pero que sin embargo se oponen al capitalismo tradicional por considerarlo fuente de ruptura y conflicto e ir en contra de los intereses más elevados de la grandeza nacional. Ejemplos de este tipo de movimientos son el fascismo italiano, su variante española, el nacional-sindicalismo, o el nacional-socialismo alemán, aunque los hubo masivamente por toda Europa e incluso América.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...