21 nov. 2009

El valor del ajedrez

Cuando yo tenía dieciséis o diecisiete años, jugaba unas 25 ó 30 partidas de ajedrez diarias. Prácticamente todo mi ocio lo cubría el ajedrez. Llegué a jugar incluso en clase, con mi compañero de pupitre. Muchas de ellas las jugaba con el que entonces era profesor mío, (al que sólo gané una vez, y porque él estaba distraído). En cierta ocasión, me acerqué a su mesa y vi en el Marca, abierto, una noticia sobre el ajedrez. Inconscientemente dije "¿Ajedrez en el Marca?". Mi expresión no era de reprobación, obviamente, sino porque consideraba inconcebible que en un mundo tan embrutecido por el fútbol como el que yo asociaba a Marca, tuviese cabida algo tan sutil y elevado como el ajedrez. Para mí un aficionado acérrimo al ajedrez y un hooligan futbolero eran como una partícula y una antipartícula. Dos elementos irreconciliables, que no podían coexistir, no uno al lado del otro, sino ni tan siquiera cerca. La respuesta de mi profesor fue "Claro, el ajedrez es un deporte. Un deporte mental", cosa que yo ya sabía, claro está, pero seguí asombrado. Aquel día Marca ganó algún punto de reconocimiento...

Recuerdo que incluso cuando los profesores nos pillaron alguna vez en mitad de clase, tomaron con benevolencia aquella obsesión. A fin de cuentas, no atender en clase estaba mal, pero si era por hacer algo como una partida de ajedrez, era menos malo que si era por jugar a algo tan banal como los barquitos, o el ahorcado, en una aplicación intelectual del "no comer por haber comido..." Sin embargo, conforme fui creciendo (y seguí jugando el ajedrez, aunque no con tanta intensidad), fui dándome cuenta de que en muchos sitios, y me atrevería a decir que con frecuencia creciente, el ajedrez era baneado de muchos lugares. Por lo visto, para mucha gente, era lo mismo jugar a las cartas que al ajedrez. Y así, mientras que al principio en algunos lugares como cafeterías o bibliotecas, no estaba permitido jugar a las cartas y sí al ajedrez, poco a poco este deporte fue expulsado, incluso del medio universitario. A mí me parecía increíble. A pesar de ser un gran aficionado al mus, para mí había una enorme distancia entre un juego de azar, de naipes y un deporte mental como el ajedrez, y veía inconcebible cómo en un templo del saber y del cultivo del conocimiento, como debería ser una universidad, pudiera vetarse el escaque. Parecía una política diametralmente opuesta a la que siguió la URSS desde los años 50 de convertir el ajedrez en el deporte nacional, mientras en occidente nos embrutecíamos con el fútbol. Y por supuesto lo mismo pasaba, con frecuencia creciente, en multitud de cafeterías (sobre todo las que pertenecen a franquicias).

Hoy en día (en España), pocos son los establecimientos en los que uno pueda jugar al ajedrez tranquilamente. De no tratarse de un bar de parroquianos jugando al mus o al dominó, los cuales están en franco retroceso, y en los cuales al dueño le importará un comino que se juegue a la ruleta rusa con tal de se le limpien los sesos después, generalmente se nos acercará un camarero a decirnos que "no se puede jugar". Cualquier tipo de intento de razonamiento será absurdo y estéril, ya que estaremos hablando con la persona equivocada (con la que aplica las normas, no con quien las dicta). El camarero de turno se enrocará, y tendremos que encaminar los alfiles a otra parte. Así se valora socialmente al ajedrez, aunque aparezca en el Marca.

18 nov. 2009

Gripe informativa

Hace exactamente un mes recibí de mi buen amigo Fermín un enlace al famoso vídeo de Teresa Forcades. Si bien en algunos puntos el mencionado documento (grabado el 23 de septiembre) es especulativo, la protagonista no lo niega, y en todo momento deja claro cuándo habla de hechos contrastados y aparecidos en medios de comunicación, y cuándo habla de especulaciones dictadas por su criterio. Personalmente voy a hacer referencia a los hechos. Para aquellos que no hayan visto el vídeo, en él se denuncia el hecho de que en febrero, Baxter envió desde Austria, a 16 laboratorios de la propia Austria, Alemania, República Checa y Eslovaquia 72 kg de material vírico para la fabricación de vacunas contra gripe estacional. En uno de los laboratorios se descubrió que dicho material vírico, teóricamente compuesto por virs H3N2 (gripe estacional), tenía una extraña e improbable contaminación con virus no debilitados de gripe aviar H5N1. Este hecho fue reconocido por Baxter y está aún pendiente de la investigación pertinente.

Lo cierto es que a pesar de la histeria desatada (me pregunto si provocada) sobre la gripe A, esta se reveló mucho menos letal que la gripe estacional que sufrimos cada año y que aceptamos sin mayores complicaciones y menos letal que otras muchas enfermedades. Casualmente, hace cuatro años, entre los años 2004 a 2006 se desató otra epidemia de gripe, esta vez H5N1 y no A/H1N1 como la actual, para la que en aquel entonces la OMS previó 250 millones de muertos, que al final quedaron en pocos cientos. Por otro lado, Baxter es una de las empresas encargadas de fabricar con la mayor celeridad, las vacunas de la llamada gripe A.

Además de lo esto, Forcades da cuenta de la actualización de los criterios de la OMS para la declaración de una pandemia, pasando de la necesidad de que hubiese una gran mortandad, a que hubiese únicamente mucha infectividad, amoldándose perfectamente a las características de la nueva gripe. Uno de los riesgos que hay al declararse la pandemia, es que la vacunación puede hacerse obligatoria.

Las vacunas, que esencialmente son virus debilitados para que nuestro organismo pueda darles pa'l pelo sin mayor esfuerzo, y aprender sus debilidades, pueden incorporar coadyuvantes, que son sustancias que potencian la respuesta del sistema inmunitario. Esto permite introducir menor número de antígenos en una vacuna, obteniendo igual resultado. Son el glutamato monosódico de la medicina. Para la vacuna de la gripe A/H1N1, se están empleando coadyuvantes de nueva generación basados en polisorbitol y escualeno sobre los que parte de la comunidad científica ha expresado sus recelos. Estos coadyuvantes son sospechosos de provocar en algunos casos, síndrome o parálisis ascendente de Guillain-Barré. Esta es una grave enfermedad, cuya posibilidad no debería ser obviada.

A todo esto hay que añadir que las farmacéuticas están buscando acuerdos de exención de responsabilidad legal sobre las vacunas, a cambio del esfuerzo que están realizando para crear la enorme cantidad de dosis requerida (que por otro lado no es gratis).

A la vista de  estos datos, de la posibilidad de obligatoriedad de una vacunación que puede provocar una gravísima enfermedad, y tras la cual, de producirse podrían no exigirse responsabilidades al fabricante, Teresa Forcades recomienda que el ciudadano exija en todo caso que la vacunación sea voluntaria, y siempre exigiendo responsabilidad al fabricante del producto. Casualmente no es el único médico que opina igual y algunos me lo han comunicado directamente. ¿Tan descabellado es?

Pues parece que para algunos, sí. El día 1 de noviembre leí un mordaz artículo en El País, de título Desmontanto a la monja bulo, en el que parece que se busca más el aplauso fácil del monologuista que el rigor científico, del que casualmente acusan de carecer a Forcades. Sin ir más lejos, mienten cuando dicen:
La verdad es que, efectivamente, hubo un error, pero éste nunca supuso un peligro para nadie, porque la posible vacuna contra la gripe aviar está sólo en fase de experimentación (por eso se inyectó a hurones). Por si acaso, tanto el Gobierno austriaco como la OMS investigaron el caso. Ni siquiera el personal que manejó aquel material ha tenido secuelas.
¿La posible vacuna contra la gripe aviar? El material vírico citado era para la fabricación de vacunas contra la gripe estacional formada teóricamente por varios grupos de gripe estacional H3N2, como puede leerse aquí, aquí, y aquí, que no deberían causar la muerte a los hurones de laboratorio, y fue precisamente la extraña muerte de estos la que provocó el descubrimiento de la contaminación con H5N1 no atenuados. Si el personal no tuvo secuelas fue precisamente porque se cumplieron (como casi siempre se hace) los protocolos de bioseguridad, que son extremos (y yo lo sé de primera mano). Estos estrictos protocolos son los que hacen extremadamente improbable una contaminación accidental como la sucedida. En el artículo, en general parecer hacerse más eco de la paja que del grano. Se ceban criticando los gestos de Forcades más que sus contenidos o argumentos. Parece apoyarse en la claramente definida y remarcada especulación para echar por tierra incluso aquellos datos que se citan como ciertos y contrastados, y todas sus consecuencias.


Desde ese momento, parece abrirse la veda, y aparecen por todas partes montones de opiniones y ataques contra el vídeo de Forcades. El anuncio de la participación de Forcades en un risible congreso de paraciencia, junto a negacionistas del VIH o exopolíticos hace que automáticamente parezca lícito tacharla de zumbada. En un país como este, tan aficionado a clasificar a la gente, y tratarla en función de ello, si un loco dice que el cielo es azul se reirán de él sin levantar la cabeza para comprobar que, al menos eso, tiene lógica. Pero es más fácil sumarse a la tropa de monos lanzando piedras que pensar por uno mismo. Teresa Forcades dice cosas que rayan la conspiranoia (yo mismo lo he admitido al comienzo de este artículo), pero también dice otras que son ciertas y que invitan a la reflexión. Una de las cosas que dice Forcades (insisto, en septiembre) es que si en algún momento empieza a haber muertes masivamente, no será por la gripe A, ya que esta se ha manifestado benigna, y por tanto no tendría sentido vacunarse ya que sería como ponerse la vacuna de la polio para combatir una epidemia de juanetes. O eso, o ha habido algún problema con las vacunas, lo cual, como dijimos al principio, no sería la primera vez que ocurre. Recuerdo que las circunstancias de la irregularidad de febrero aún no han sido esclarecidas. Por otro lado, la posible mutación del virus H1N1 tampoco tendría mucho sentido ya que en los últimos 80 años (desde que se hacen estudios virales) este virus se ha mostrado tremendamente estable y nunca ha mutado. La probabilidad de una mutación tan oportuna del H1N1 debe de ser similar a la probabilidad de una contaminación en una farmacéutica importante como Baxter.

A finales de octubre comienzan a darse en Ucrania casos de muertes por gripe A, como en el resto de países. El 9 de noviembre se inicia la vacunación masiva de la población contra la gripe A, y la epidemia se recrudece. La vacuna que se está empleando en Ucrania es de Baxter (la que se distribuirá en España no será de esta farmacéutica sino de GSK). Sea como fuere las cifras son alarmantes: 315 fallecidos en sólo 3 semanas (datos a 16 de noviembre). Pues bien: ¿Usted ha visto algo en los medios "oficiales"? Yo no. Nadie habla de esto. De modo que tenemos que en abril se contagia una docena de escolares en México, al otro lado del Atlántico, y los informativos se tiran una semana creando una psicosis sobre la gripe A. Y ahora tenemos una extraña epidemia con una tasa de mortalidad altísima, en el patio trasero, y nadie dice ni pío. El mutismo mediático es tal que cuesta encontrar información si no es en medios propiamente ucranianos o rusos (cuando tienen traducción al inglés). O eso o leer la información que aparece (eso sí) en decenas de blogs de los que a priori se desconoce su rigor, entresacando el grano de la paja, y teniendo cuidado de qué se da por cierto. Una labor de locos. De lo que he podido leer he llegado a la conclusión de que es una enfermedad con una capacidad de infectividad realmente alta y una tasa de mortalidad igualmente elevada. Se sabe que algunos de los fallecidos desarrollaban (también) gripe A, pero algunos de los síntomas presentados, como shocks hipovolémicos no son propias de ninguna variedad de gripe.

Y sigo preguntándome: ¿Dónde está la información sobre este tema en los canales ordinarios? ¿Qué está pasando exactamente en Ucrania?

14 nov. 2009

Cafecito, cochecito, carnecita...

Los sustantivos acabados en -e no construyen su diminutivo con lexema + -ito, como el resto, sino con lexema + ecito.

13 nov. 2009

El asesinato de Camps

Lo que me preocupa no es que Francisco Camps le haya dicho al portavoz socialista en el parlamento valenciano, que a su oponente político "le gustaría coger una camioneta, ir de madrugada a su casa [la del presidente valenciano], y que por la mañana apareciese bocabajo [el presidente valenciano] en una cuneta" (sic, aunque no se lo crean).

Lo grave no es el claro indicio de demencia paranoica que indica semejante comentario. Lo grave es el borreguismo del resto de diputados populares que ¡¡aplaudieron semejante comentario!! Puedo prometer y prometo que si yo fuese diputado y mi jefe de filas dijese una gilipollez semejante, por propia dignidad no aplaudiría. Pero claro, es de todos sabido que nuestros políticos carecen de eso mismo. De la propia dignidad.

Post scriptum: Camps se desdijo (menos mal) a última hora de ayer, de semejante chorrada, lo cual da un brillo de esperanza a su estado mental. Lo que me preocupa es si el resto de su rebaño de borregos correligionarios se desdirán también de su ovación, o siquiera si sabrán de qué va todo esto, como un público de sitecom que aplaude y ríe sin saber por qué, sólo cuando ven aparecer el cartel: APLAUSO

Los ateos, es normal que violen y maten

Eso es lo que debe de pensar el común de los mortales, a tenor de los comentarios y reflexiones que veo. Me explico: De vez en cuando salta a los medios una noticia terrible. Ayer veía una acerca de un padre de aspecto octogenario, que junto a sus cuatro hijos, violaron repetidamente a sus nietos/hijos/sobrinos, produciéndose embarazos a corta edad, abortos, y muy probablemente muertes. Desde luego es espeluznante, pero más espeluznante me resultó, no ya los comentarios de los vecinos entrevistados, sino que dichos comentarios formasen parte del cuerpo de la noticia en un medio que no peca de exceso de conservadurismo, como es CNN+.

La reflexión general, tanto de los vecinos de los criminales, como de los redactores del informativo, era la enorme sorpresa por lo buenos vecinos que eran, que incluso eran parroquianos asiduos de la iglesia local. Y yo me pregunto. ¿Qué coño tendrá que ver que su nivel de relación con la iglesia? ¿Es que ser ateo haría más "comprensible" el hecho de que una panda de malnacidos viole a los pequeños de la familia y por tanto sería menos sorprendente? Parece que el pensamiento es que si alguien es religioso, es mucho más sorprendente que alguien sea un violador. Y realmente no lo tengo claro, máxime cuando en los tribunales de todo el mundo civilizado se amontonan las causas por violación contra, precisamente, los más religiosos de todos. Los curas.

10 nov. 2009

Paralelismos tecnológicos

Estamos a principios de los 80. Apple fabrica un producto y su correspondiente sistema operativo (el Macintosh y el MacOS). Es muy chulo pero no deja que nadie más lo haga. Quiere todo el pastel para sí misma. Llega IBM y monta el MS-DOS en un PC, y además deja que Dell, Hewlett-Packard, Packard Bell, Compaq y demás, hagan lo mismo, y monten también el MS-DOS y fabriquen PCs. La guerra se salda con Steve Jobs despedido de su propia empresa, Apple malvendida y con un resultado que le costó una década recuperar.

Veinte años después, Apple fabrica un producto y su correspondiente sistema operativo (el iPhone y el iPhone OS). Es muy chulo pero no deja que nadie más lo haga. Quiere todo el pastel para sí misma. Llega Google y monta el Android en un teléfono móvil, y además deja que HTC, Samsung, LG, Motorola y demás, hagan lo mismo, y monten también el Android y fabriquen teléfonos móviles. A ver quién adivina cómo acaba esta segunda historia.

Secuestradores y secuestrados

Sería tremendamente fácil que ante un secuestro, se accediese con presteza a las peticiones de los secuestradores, y de ese modo se accediese a una rápida liberación de los secuestrados. Y si las cosas funcionasen así, sin duda el número de secuestradores aumentaría día tras día y yo mismo me dedicaría a tan lucrativo negocio. El secuestro juega con la presión de las familias de los secuestrados, y por ello a esos mismos familiares no puede pedírseles que comprendan que una liberación de un secuestro no es tan fácil. No puede atenderse sin más a las peticiones, ya que se estaría alentando precisamente esa conducta. Es algo sencillo de comprender, y que funciona para cualquier chantaje. La labor que tienen las fuerzas de seguridad es complicada ya que se basa en conseguir dos objetivos que a priori parecen incompatibles. Por un lado, capturar y poner a disposición judicial a los secuestradores, y por otro lado liberar sanos y salvos a los secuestradores.

En casos de piratería internacional, como el del Alakrana, es clave la colaboración entre el cuerpo diplomático, que intentará la colaboración de países cercanos a los secuestradores como mediadores en la crisis, los servicios de inteligencia, que intentarán obtener la mayor información posible de los secuestradores y su entorno, sobre las condiciones del secuestro y de los secuestrados, al tiempo que se impide por todos los medios que la información fluya en sentido inverso, es decir, hacia los secuestradores, y por último de las fuerzas militares y de acción, de las cuales dependerá una nunca descartable intervención. A nadie se le escapa que para que estas actuaciones surtan efecto y tengan éxito, han de mantenerse en el más escrupuloso secreto, sea cual sea su naturaleza. Por ello, reclamar que aquellos que dirigen dichas operaciones den más información es siempre irresponsable.

Evidentemente un familiar que recibe una llamada de un secuestrado, pidiéndole que remueva cielo y tierra para finalizar su cautiverio, hará lo imposible movida más por sentimiento que por la razón. Ya que con una perspectiva externa parece claro que cuando un secuestrado llama pidiendo ayuda, no lo hace en su beneficio, sino que habla por boca del secuestrador. Y así, los familiares que acceden al chantaje emocional, en realidad le están haciendo el juego a aquellos que tienen bajo arresto ilegal a sus seres queridos. Quien, teniendo una perspectiva alejada, no sea capaz de ver este engaño de los secuestradores e incluso la tome con aquellos de quienes depende la liberación, está haciendo un flaco favor al sistema judicial, e incluso a la sociedad en su conjunto.

Cuando alguien está a disposición judicial, dado que este último es uno de los tres poderes del Estado, es inútil pedirle a cualquiera de los otros dos poderes que influya sobre aquel para que libere al procesado, o bien presione a los jueces para que modifiquen su actuación ad-hoc. Esto es algo que países como China no saben ni respetan, y por eso lo hacen en casa, y piden a otros países que hagan lo propio.

Evidentemente las encuestas respondidas por la población opinan de modo diferente. Una realizada por Antena 3 afirma en estos momentos que el 83% de los encuestados está a favor de que los jueces atiendan las peticiones de los familiares de los tripulantes secuestrados en el Alakrana. Me pone los pelos de punta. Las peticiones de los familiares son comprensibles, desde luego, pero la respuesta popular es irresponsable. ¿Es esto un argumento más en contra de los jurados populares? No lo sé, pero afortunadamente, la justicia sigue siendo ciega, de momento.

Tan inevitable como que el mortal de a pie sienta pena y sea parcial ante un caso conmovedor, es absolutamente inviable que la actuación de los jueces se ajuste a cada caso en particular cayendo peligrosamente en el sesgo, la parcialidad y la subjetividad digna de países de donde proceden los piratas.

9 nov. 2009

Latvianos

En "La Solución Final" (Conspiracy (2001)), se traduce del inglés Latvia y Latvians por "Latvia" y "latvianos", en vez "Letonia" y "letones". Se ve que el diccionario que usaron los MalosTraductores™ no contenía topónimos.

7 nov. 2009

Dispara primero, pregunta después

Yo ya me lo veía venir. Tenía alguna (poca) esperanza en el Parlamento Europeo, pero me he dado cuenta de que nos ha dejado en bragas. Según leo en El País, nuestros europarlamentarios han apretado el culo y se han lavado las manos como Poncio Pilatos, dejando que sea cada Estado miembro quien regule el corte del acceso a Internet sin previa decisión judicial. Y yo me pregunto. Para dejar en manos de cada Estado estas cosas, ¿para qué demonios necesitamos europarlamentarios y a sus eurosueldos?

Eso sí, nos dejan que reclamemos después de actuar. Más o menos viene a ser análogo a que a uno le metieran en la cárcel de buenas a primeras, sólo porque una entidad privada, pongamos El Corte Inglés, sospechase que estábamos robando en la sección de droguería, y cuando pidiésemos amparo a un juez, entonces sí, el juez nos sacaría de la cárcel. Curiosa inversión de la labor judicial. Ya no se encargarían de condenar al culpable sino de salvar al inocente de la condena by default. Primero disparan, luego preguntan. Qué deferencia. Qué defensa del ciudadano. Adiós a la presunción de inocencia. Adiós al poder judicial. El Gran Hermano te vigila. ¿Qué pensarán los jueces de esto? ¿Y el Tribunal Constitucional?

2 nov. 2009

Contenidos no autorizados

Constantemente leo noticias sobre medidas de castigo hacia aquellos usuarios de banda ancha que descarguen contenidos no autorizados. O lo que es lo mismo, contenidos protegidos por derechos de autor. Lo que se pretende (lo que pretenden las Entidades de Gestión de Derechos de Propiedad Intelectual, como la $GAE), es que esto se haga de forma automática, sin mediación de un juez, claro. Si ya de por sí el sistema judicial español está colapsado, no quiero ni pensar el impacto de esta medida.

Así, decía, las EGDPI pretenden que, con o sin un sistema previo de avisos, se acabe cortando el acceso a aquellos usuarios que descarguen los contenidos citados. Esto no es sólo una cuestión española. En Europa, iniciativas como algunos puntos del famoso Paquete Telecom pretenden otorgar un marco regulatorio a estas intenciones.

No voy a entrar aquí en si es copia privada, en si hay o no ánimo de lucro, ni en lo que va ya siendo un largo historial de manifestaciones judiciales en contra de la penalización de dichas descargas. Lo que me escama ahora es, cómo pretenden las EGDPI juzgar los contenidos. ¿Por el nombre del fichero? Si yo me bajo una película cuyo fichero se llama "Blancanieves y los Siete Enanitos. DVDRip by Tocomocho.avi" y resulta ser un vídeo casero de una pareja practicando las posturas 34, 65 y 87b del Kama Sutra, ¿me darán un primer aviso? Si me bajo una canción cuyo nombre es "01 - Bisbal - Bulería bulería.mp3" y al escucharlo compruebo con estupor que es una maqueta de un grupo dándose a conocer (bastante malo), publicado bajo Creative Commons, ¿me darán un segundo aviso? Si me bajo un libro en formato electrónico (esos que en realidad no son libros) cuyo fichero responde al nombre "[Danelle Steele] Pasión otoñal.pdf" y al abrirlo descubro que es un trabajo de historia de Bachillerato sobre el arte románico en Murcia, (o sobre el mudéjar en Maastrich, tanto me da), ¿me darán un tercer aviso y me cortarán el ADSL? ¿Están penalizando la descarga, o la mera intención? ¿Crearán entonces instituciones destinadas a cercenar las intenciones antes de llevarlas a cabo? ¿O tal vez crearán una legión de operarios encargados de leer, visionar y escuchar todo aquello que cada día es descargado para detectar cuándo, sea cual sea el nombre del fichero, el contenido está protegido por derechos de autor? Desde luego acabarían con el paro de un plumazo.

Y yo me pregunto: ¿No era la inviolabilidad de las comunicaciones un derecho constitucional según el artículo 18.3, salvo resolución judicial? ¿Lo próximo será que las EGDPI lleguen a un acuerdo con correos para poder abrir mis cartas a su antojo para ver si tal vez, el contenido de las mismas viola algún derecho de propiedad intelectual?

1 nov. 2009

4 de cada 10 españoles votarían a Correa como presidente

Sí, ya se sabe eso de que nunca hay que dejar que una noticia estropee un titular impactante. Me he quedado muerto al leer que tras todo el jaleo de la trama Gürtel, con el follón que hay montado en el PP que se parece más a un culebrón de Boris Izaguirre, que ya no sabe uno si el malo es el primo del cuñado del bigotes, o el nieto del vecino del hermano del Correa, con un Costa o dos Costas danzando por ahí... Rajoy confiando en Camps, que a su vez confía en Costa, en quien no confía Rajoy (lo cual indica claramente que la confianza política no es transitiva). Gente llevándose pasta a espuertas, y pasando de toda autoridad, ya sea propia o ajena. Sudándosela lo que digan los jueces (si son amiguísimos no, que esos juegan a favor). Sudándosela lo que les diga la dirección nacional del partido... Hay uno que quiere ser califa en lugar del califa, como Iznogud (bueno, Iznogud lo quería, y Costa dice serlo, directamente)... Por no hablar del despellejamiento sangrante entre Aguirre y Gallardón, que también quieren ascender a comendador de los creyentes, imponiendo cada uno su propio imam en la mezquita de Caja Madrid. Vamos, un jaleo PPero de tres PPares de cojones que recorre esta nuestra piel de toro de cabo a rabo. Y con todo ese tinglado, como decía, El País da la demoledora noticia de que la ventaja que tenía el PP sobre el PSOE se ha derrumbado, ya que el PP sólo muestra en el último sondeo de Metroscopia una intención de voto del 40%. Y aquí es donde me he quedado muerto, que si me cortan, no sangro. Se me salían los ojos de las órbitas. O sea, que después de todo este jari, aún 4 de cada 10 personas siguen viendo al Partido Popular como una alternativa de gobierno... Yo no sé si estos presuntos votantes votarían en conciencia al PP (lo cual dejaría su capacidad de raciocinio a la altura del barro), o simplemente votarían a dicho partido por dar por culo. Como quien puja en eBay sin intención de comprar, más que nada por joder la marrana a quienes van de legales (lo cual dejaría su catadura ética en nivel hideputa, o más allá)... En fin. Cágate lorito... No si... Ya lo decía yo, tó lo que nos pase es poco.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...