1 ago. 2009

País de cazurros

España es un país de cazurros. No digo que los españoles sean unos cazurros, ojo, sino que España es un país de cazurros, así en general. Hay una diferencia. El lector habitual sabe que no suelo dar puntada sin hilo.

España tiene muchos problemas derivados de la sociedad actual. Son cuestiones achacables a nuestro tiempo, de las que a no ser que uno se vaya a vivir con los Yanomami, difícilmente podrá abstraerse. Problemas como el patrioterismo, el chovinismo. Problemas como estar a merced de los vientos económicos mundiales, etc, que aquejan a unas naciones (España entre ellas) que aun habiendo inventado la globalización, la encajan mal cuando mal les vienen dadas. Pero no es de eso de lo que hablo. Porque además de todo eso, España tiene unas particularidades que la hacen difícilmente soportable, al menos cuando uno la ve desde fuera. Viéndola desde el interior, España puede parecer un paraíso idílico, de la misma manera que al pez que vive en la pecera puede parecerle que no le falta de nada. Pero ¡ay! cuando uno sale y ve el panorama en otros lugares. Cuando uno ve las diferencias de psicología, de comportamiento, de forma de pensar, de formas de concebir la vida. Entonces a un servidor se le caen los palos del sombrajo y no queda más remedio que plegarse a la realidad: España es un país de cazurros.

España es el país de la cultura del pelotazo a diestro y siniestro. Del todo a cambio de nada. Del timo de la estampita. Del todo gratis. Del mangante y del trilero. De los Cachulis y de los Poceros. De la corrupción y la especulación. Es el país del expolio, del irrespeto por todo aquello que no sea lo propio, abarcando desde el coche envidiado del vecino, hasta el bosque del que se puede sacar tajada comprando a un pirómano. España es el país de la cultura de la picaresca del siglo XVII, que quedaba graciosa en El Buscón, (que nadie se ha leído), pero que en pleno siglo XXI da vergüenza ajena y en algunos casos también vergüenza propia. El país del subterfugio y de la trampa. El país del colarse en la cola del metro, del tren o del autobús, o en cualquier cola. El caso es ser más listo que nadie.

España es el país donde si en un sitio regalan camisetas, la gente se las lleva por docenas, aunque sólo sea para tirarlas al llegar a casa porque no sabe qué hacer con ellas. Pero el caso es arramplar con todo. Llevarse cuanto más mejor. Y si lo que se regala son bocadillos, más aún. El país de la mentalidad cutre de acaparar por acaparar. Por tener más que el vecino. Del vivir por encima de las posibilidades, del aparentar, del quiero y no puedo. España es el país donde las autopistas tienen que tener tres carriles para que los lentos vayan por el centro. Pero nadie quiere pagar impuestos para que se construyan esas autopistas. Es el país de los berridos en casa y por la calle, del desprecio por lo añejo, del sonrojo por lo no vergonzante y del pavoneo soberbio de lo vergonzante. El país de los complejos injustificados y los no complejos donde debería haberlos. España es el país del eterno subsidio. De la eterna subvención. Del vivir del cuento pidiéndole la paga los domingos a papá Estado. Y si es estafándole, mejor.

España es el país que se entretiene tirando cabras desde campanarios, arrancándole la cabeza en vivo a cormoranes, o haciéndole mil perrerías a los toros. El país donde se ahorca a un galgo cuando no es necesario. El país de los escopeteros sin control. El país donde los animales son regalos de Navidad y estorbos en verano que se abandonan en una cuneta.

España es el país de los políticos lameculos, lamentables y cortoplacistas. De la inacción popular, del sistema educativo en barrena irrecuperable. El país de los gobernantes que escuchan a la SGAE o a Telefónica para legislar a su medida. Y si tenemos que legislar para impedir el acceso gratuito a Internet, se legisla. Y si ocho años después hay que permitir acceso gratuito, se permite. Y ni Dios dice "la cagamos" ni se responsabiliza de haber perdido ocho años de desarrollo tecnológico y de penetración de Internet en la población. No pasa nada. Da igual quién gobierne, porque es el país de la asquerosa nebulosa política en la cual no hay diferencia alguna entre PP ni PSOE. El PP hace políticas sociales y el PSOE le lame el culo a la Iglesia. Y España es el país que quiere ser más papista que el Papa, más católico que el Vaticano. El país mangoneado por la Iglesia de unos pocos, a la que la gente dora la píldora pagando por bodas, bautizos y comuniones de una fe que no profesan jamás, e incluso de la que se muestran en desacuerdo o contra, pero es que quedan tan bien los vestiditos de comunión… Porque eso sí, España es el imperio de la hipocresía.

España es el país del descrédito internacional en materia medioambiental, educativa, exterior, y un largo etcétera. Porque España es la puta de Europa. El sitio donde el panorama desolador invita a hacer lo que uno no haría en casa. Algo así como el picadero donde da igual tirar un condón por la ventanilla del coche. El país al que se viene de Erasmus no a estudiar sino de fiesta y a follar. Y el país del que los españoles huyen cuando quieren estudiar, investigar, o progresar.

España es el país donde uno puede jactarse orgullosamente de no saber ni multiplicar aduciendo que se es de letras, y donde uno puede jactarse igualmente de no saber dónde está Zamora… aduciendo también que se es de letras. Porque lo importante es justificarse en la ignorancia, y si se puede mostrar orgullo por ello, pues mejor que mejor. Es el país del encefalograma plano. Del CI equiparable al de un repollo.

España es el país de los tiranos y los trepas. De pisar al que vale, no sea que se note que es el que pisa el que no vale un duro. El país de la valoración por encima, a ojo de buen cubero, sin pararse a evaluar quién vale y quién no. Del enchufismo y el nepotismo generalizado. España es el país de las empresas rancias y que huelen a muerto. Que se dirigen como en el siglo XIX. El país alérgico al teletrabajo, donde lo importante es calentar el culo de una silla de oficina durante ocho horas, aunque no se dé un palo al agua, antes que permitir a la gente elegir ahorrar tiempo y ganar productividad. El país donde lo que cuenta es que a uno le paguen aunque sea por leer el periódico y hacer sudokus durante ocho horas. España es el país de la chapuza. Del todo vale con tal de salir del paso. Del hacer las cosas de cualquier modo y manera aunque se caiga a cachos el día después de cobrar la factura. De los Pepes Gotera y los Otilios por doquier. El país del yo no me fío de ti, porque no me fío ni de mí mismo. El país donde el servicio postal es una mierda, y lo lleva siendo tanto tiempo que se asume como normal que los envíos no lleguen. Y oyes, "si quieres que llegue, mándalo por UPS o FedEx". El país en el que los ministros de Cultura velan más por lo intereses de quienes se llevan la pasta, que por los intereses y difusión de la cultura. El país que jamás tendrá un amazon.es simplemente porque hay a quien no le interesa que en España se vendan libros baratos.

España es el país de los cazurros, de los tarugos, de los necios, de los cabezotas, de los bestias a los que incluso Napoleón dejaba por imposibles. España es el país de los mendrugos de los que Carlos III dijo que eran como críos, que aún cuando se les limpiaban los mocos, seguían pataleando y protestando. Es el país de la mala educación, del desagradecimiento, de la mezquindad, de la ruindad…

Y por eso me acabaré largando fuera.

2 comentarios. Deja alguno tú.:

pepperann dijo...

olé!!!!!!!!!!!
Pero largarse fuera no es la solución...
Quizá este país necesite a gente como tú para llegar a ser algo agradable y digno algún día;-)

Saludos

Eduardo dijo...

Primera vez que te leo macho. Un 10!!
has descrito en una hoja las innumerables charlas que he tenido y tendré con muchos de los amigos que como yo hemos emigrado.
No podrías haber sitetizado mejor la imagen que tenemos muchos de nuestro país.
Eso si, cuando estás allí, cuidado con estos comentarios, porque son muchos que no se enteran y acaban a grito pelao acordandose de tu madre, por haber mentado a "España" en estos terminos.

Un saludo gracias por la lectura que has regalado ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...