23 sept. 2013

Ni tan requisitos ni tan imprescindibles

El mercado laboral español es una puta mierda. No hablo del paro. El paro no es mercado laboral, como su propio nombre indica. Hablo del mercado laboral. Del no-paro. De las ofertas de trabajo. Que las hay, y muchas, especialmente en algunos sectores. Pero el mercado laboral español, y el tejido empresarial que alimenta ese mercado están enormemente viciados y podridos. Y lo triste es que la culpa no la tiene la CEOE, ni los sindicatos, ni la reforma laboral, ni Rajoy, ni Zapatero. Esto lleva sucediendo desde siempre en este país. Al menos desde que yo tengo uso de razón. Y la culpa la tiene la sociedad española en su conjunto, tanto por activa como por pasiva.

14 sept. 2013

Sobre nacionalismos e independentismos

A raíz de la última Diada se ha despertado un intensísimo debate sobre la independencia. No me considero nacionalista, pero creo positivo que se consulte a los catalanes sobre si quieren o no formar parte de España.

4 sept. 2013

Flyboys

La única razón que uno puede tener para ver Flyboys, Tony Bill (2006) es asistir a una exhibición principalmente infográfica de aviones de la Primera Guerra Mundial. Es una película para aerotrastornados. Nada más.

2 sept. 2013

El amargo sabor del nacional-sindicalismo

Cuando a finales del siglo XIX se desata la tormenta marxista en Europa determinados sectores de la sociedad de muy diversos orígenes no se encuentran cómodos en el juego, ya sea por no comulgar con las posturas tradicionalistas de la clase dominante o quizá por estar excluidos del juego monopolístico del capitalismo, y no encajando tampoco en las corrientes comunistas, demasiado a la izquierda, basculan inicialmente sin rumbo ni ideología concreta. En ese caldo de cultivo aparece el "tercerposicionismo" que a principios del siglo XX dará lugar a movimientos totalitarios pero que sin embargo se oponen al capitalismo tradicional por considerarlo fuente de ruptura y conflicto e ir en contra de los intereses más elevados de la grandeza nacional. Ejemplos de este tipo de movimientos son el fascismo italiano, su variante española, el nacional-sindicalismo, o el nacional-socialismo alemán, aunque los hubo masivamente por toda Europa e incluso América.

15 ago. 2013

Indignarse es garantía de éxito

Vivimos en una época judicializada. Esto trasciende a la órbita estrictamente judicial, ya que impregna la sociedad en su conjunto en una dinámica de reivindicación permanente por ofensas más o menos justificadas. Uno de los primeros ejemplos que recuerdo fue si no recuerdo mal en los albores de este siglo, en un famoso anuncio de Boccata. El anuncio, que yo llegué a ver en televisión, hacía una parodia de la vida en el campo como una actividad dura y en cierto modo desagradecida. Mis abuelos, gente de campo, veían el anuncio con gracia diciendo que aquello, no que no dejaba de ser un sketch, era muy cierto. Los animales son tozudos, las gallinas no se dejan coger y hay que perseguirlas por el corral, el trabajo es duro, de sol a sol y mal pagado. Quizá por eso la gente dejaba el campo masivamente para acudir a la ciudad.

14 ago. 2013

De putas y bastardos

El otro día participé en lo que acabó siendo una airada discusión sobre un particular. Una facción defendía que determinados insultos agreden a un colectivo (concretamente se hablaba de "hijo de puta", como despectivo hacia las meretrices, aunque también se citó "maricón" como despectivo hacia los homosexuales), mientras que otra facción (en la que yo me encuadraba), defendía que el significado de dicho insulto, hoy en día, poco tenía que ver con putas y familiares. Lamentablemente la cosa se salió de madre rayando la falta de respeto por alguno de los debatientes y la discusión cesó abruptamente. Sin embargo, la misma me incitó a la reflexión antropológica (y remarco este adjetivo) que sigue a continuación.

6 ago. 2013

El downgrade de la política

El artículo que estoy a punto de escribir va a levantar ampollas, principalmente en los que se queden en una lectura superficial y poco meditada. Ruego por ello que el lector se aleje de posturas biempensantes o fanatizadas. Soy consciente de que voy a hacer una crítica a una especie de intocable de la sociedad. En cualquier caso, allá voy.

Hace unos días, y a través de una carambola política, accedió al cargo de edil de una capital de provincia una joven de 30 años. Probablemente haya infinidad de historias similares (de hecho estoy convencido de que las hay). Pero esta persona ha sido noticia y se llama Ángela Bachiller.

23 jul. 2013

Sale de la adversidad el que se lo puede pagar

Una de las características más retorcidamente curiosas del conservadurismo español es la hipocresía. Esto, unido a una concepción del Estado como un mero utensilio para el beneficio propio convierte esta doctrina en una bomba de relojería cuando se suma al voto estúpido e irracional.

5 jun. 2013

La policía y la Guerra de Troya.

Ayer nos levantamos con un notición relacionado con el borrador del Código Penal que prepara el Ministerio de Justicia. Según nos contaban los medios, la policía iba a "usar troyanos" para vigilar a los malos. ¿En serio?

16 may. 2013

Reciclad, reciclad malditos

Reciclad, reciclad malditos. Haced vosotros el trabajo sucio y ¡ay del insolidario que no lo haga! Ése será señalado con el dedo por el resto de vosotros. Separad la tonelada de envases que llega a vuestra casa, sin la que, no sabemos cómo, hace 30 años podíamos vivir. Cristal, papel, aluminio, plástico, pilas, poliestireno... Y que ahora os meten os guste o no con presentaciones monodosis de 3 lonchas de queso o media docena de rodajas de chorizo. Y así, generad cada día una bolsa de basura descomunal de cada tipo de residuo. Porque en vuestras casas de tamaño por encima de vuestras posibilidades podéis almacenar n cubos de basura para n tipos de residuo. Por supuesto, id a depositar cada bolsa de basura en su correspondiente contenedor que, ¡oh, sorpresa! no siempre estarán juntos y tendréis que hacer una tournée por el barrio para deshaceros de vuestra mierda. Llegados al cacharro del color que corresponda veréis que vuestra bolsa portadora de una ingente cantidad de residuos, de nuevo ¡oh, sorpresa! no cabe por el ridículo agujerito practicado en la tapa. Así que en mitad de la calle, de día o de noche, llueva, nieve o haga sol, abrid la bolsa y empezad a sacar vuestra maloliente basura llena de mierda para depositarla religiosamente en cada contenedor por el minúsculo agujerito, latita a latita, botellita a botellita, como quien mete el óbolo de la colecta dominical. Si os cortáis con una lata o con un cristal roto que llevan dos o tres días cultivando microorganismos dentro del cubo de basura, es vuestro problema. Es vuestra responsabilidad. Es vuestra culpa. Porque, no lo neguemos, sois vosotros, ciudadanos, los que tenéis la culpa. Desde la crisis económica hasta de cada bolsa de plástico que acaba en el monte. Siempre vosotros, ciudadanos de mierda.

Y aún os venderán que no queda más remedio. Y aún os venderán que es todo por amor a la naturaleza. Porque desde el fabricante de envases hasta la planta de procesado de los mismos, pasando por el camión de recogida, el fabricante de los contenedores, y por supuesto todos los empleados que hay en el camino, no cobran ni un duro por su labor ese proceso. Todo se hace gratis. Es todo por amor a la naturaleza. Porque la producción de envases y su correspondiente tratamiento posterior (previa meticulosa separación por parte de vosotros, ciudadanos) no es un negocio. Claro que no.

Reciclad, reciclad malditos...

14 may. 2013

La apoteósica despedida de Chris Hadfield

El comandante de la expedición 35 de la ISS, el canadiense Chris Hadfield, nos ha deleitado con increíbles vídeos y fotos desde su canal de youtube y su cuenta de Twitter (@Cmdr_Hadfield) demostrándonos (una vez más) que (además de ser "simplemente" piloto de pruebas) era un increíble divulgador científico y contándonos cómo es el espacio entre bastidores. Pero lo que nadie se esperaba era cómo iba a ser su despedida.

26 feb. 2013

Ya no sé si me puedo fiar de National Geographic

National Geographic fue para mí un referente en cuanto a contenidos de divulgación de primer nivel desde siempre. Decir que había aprendido algo a través de una revista o un reportaje audiovisual de la National Geographic Society era garantía de contar con la solidez de una fuente fiable de conocimiento que prácticamente nadie se atrevía a poner en entredicho. ¿Hacía bien en apoyarme en NatGeo? Quizá no.

Recientemente he podido comprobar que el nivel de la pésima traducción en los contenidos que National Geographic difunde en español (ya sea español europeo o español americano) es francamente lamentable. No ya porque haya expresiones que no se ajusten a lo que se dice en el original en inglés, sino porque hay ocasiones en las que lo que se dice poco o nada tiene que ver con lo que realmente dice el original, desvirtuando completamente el contenido y llegando a inventarse todo tipo de expresiones y generando más desinformación e infoxicación que divulgación real de conocimiento.

En concreto lo he podido comprobar en la serie documental Mayday (también conocida como Air Crash Investigation), que versa sobre la aviación. Gracias a mis conocimientos sobre el tema he podido ir constatando que lo que se decía en los documentales poco o nada tenía que ver con la realidad, e incluso a veces la voz en off en español contradecía lo que decía el original en inglés que se podía escuchar en segundo plano. Comparar cada episodio traducido y doblado con el original fue catastrófico.

La cuestión principal es una ausencia total de conocimiento (y falta de ganas de documentarse) por parte de quienes tienen la responsabilidad de traducir algo tan técnico como la aviación, del inglés al español. Pero no sólo eso, sino también la falta total de conocimiento incluso del propio idioma de origen y destino de la traducción.

Y no. No estoy hablando de la ya conocida y constante confusión al traducir "flaps" que frecuentemente los aerotrastornados vemos erróneamente traducido como alerones, y que, si bien es grave en cualquier medio, en un documental especializado en aviación (como los que estamos tratando) resulta especialmente sangrante, aunque para National Geographic, no sólo los flaps, sino cualquier parte móvil de un avión son "alerones". No. Estoy hablando de un cúmulo atroz de traducciones aberrantes a cuál peor de las cuales he seleccionado sólo algunos casos.

Se da la circunstancia de que si a los flaps los llamamos "alerones", cuando aparece la palabra "ailerons" tenemos un problema. Así que literalmente from lost to the river, y a los "ailerons", los auténticos alerones los llaman "aletas" y se quedamos tan anchos.

Hay un fabricante de aviones basado en Quebec (Canadá) llamado Bombardier. La frase "a Canadian Bombardier" como podría decirse "a German BMW", debería traducirse por "un Bombardier canadiense", pero para los nefastos traductores (me da vergüenza llamarlos así) pasa a ser "un bombardero canadiense". Vaya por delante que bombardero en inglés se dice "bomber" y no "bombardier".

El "landing gear", o para acortar "gear", es lo que llamamos en español el tren de aterrizaje. La expresión "gear down" dicha en una cabina de un avión se traduce por "abajo el tren", o "tren abajo", indicando que se baje el mencionado dispositivo. Sin embargo esta expresión se traduce de forma estrafalaria como "reducción de marcha" (supongo que porque en un automóvil, las gears son las marchas de la caja de cambios), y el pseudo traductor a continuación tiene que inventarse una justificación de 5 líneas para semejante barbaridad (que en el original en inglés no aparece) que va relatando el narrador mientras en pantalla se ve cómo el avión simplemente baja el tren de aterrizaje.

La palabra "runway" significa pista de aviación. No de despegue ni de aterrizaje (que no hay diferencia real, salvo en el momento de usarla para despegar o aterrizar) sino pista. En inglés se llaman "runways" a las pistas y "taxiways" a lo que en español llamamos "calles de rodadura" o simplemente "calles". Por alguna razón los aberrantes traductores de esta serie se empeñan en traducir "runway" como "pasarela" de modo que hacen aterrizar a los aviones continuamente en pasarelas.

En aviación las altitudes se miden en pies. No en Estados Unidos, sino en todo el mundo (salvo en Rusia y China). No es una cuestión de localización. Los pilotos de Iberia, muy españoles ellos, también miden las altitudes en pies. Sin embargo dado que esto es siempre así, normalmente no se especifica las unidades cuando se dan o colacionan instrucciones como "descend to 7000" quedan como "descienda a 7000" (el traductor no dice las unidades, pies), y al mismo tiempo la voz en off anuncia que el avión desciende a otra cifra en metros que nada tiene que ver con esos 7000. El absurdo es que al no indicarse más, y no saber el traductor a qué se refiere, deja la expresión tal cual, quedando una mezcla de cifras en distintas unidades con muy poco sentido en español.

En español, la expresión inglesa "control column" se traduce como "columna de control". Tal cual.  No hace falta saber mucho de aviones para traducir ésto. Muy poco inglés sabe el supuesto traductor (no inglés aeronáutico, sino del más básico) cuando "control column" lo traduce como "control de columna".

Una de las traducciones que por lo estrafalario, más gracia me hizo fue cuando la expresión "AEGIS type cruiser" me la encontré traducida por "Acorazado de clase A-X". No ya porque "acorazado" sea "battleship", y "cruiser" lo correcto sea traducirlo como "crucero". Ni porque se demuestre no tener ni idea entre lo que es un tipo o una clase cuando hablamos de navíos de guerra. Sino por que AEGIS (que en inglés se pronuncia "aiguis") lo tradujesen como A-X ("a equis", como el Citroën) así tal cual. Es decir que alguien que se supone que sabe inglés, oye decir en inglés algo que le suena a A-X en español, y lo deja tal cual. A-X dicho en inglés sonaría algo así como "ei eks". Menudos traductores...

Muchas veces lo que demuestran los traductores no es que no tengan ni idea ni de inglés, ni del tema que están traduciendo. Sino que ni siquiera han prestado atención al documental que tienen que traducir. Porque en algunos casos aunque uno no sepa algo, el propio audiovisual ofrece las claves para entenderlo a no ser que uno sea rematadamente idiota. Esto es lo que pasó con el surrealista "intercambiador de calor de fueloil". Resulta que hay un ingenioso dispositivo presente en algunas aeronaves que sirve para calentar el combustible (fuel) haciéndolo pasar cerca del aceite de lubricación del motor (oil) de modo que el combustible no entre demasiado frío en el motor, y al mismo tiempo se refrigere el lubricante del motor. Este dispositivo cuyo nombre en inglés es "fuel-oil heat exchanger" o FOHE y que deberíamos traducir como "intercambiador de calor combustible-aceite" o "intercambiador de calor entre el combustible y el aceite", se traduce como "intercambiador de calor del fueloil". Sí, del fueloil, esa sustancia pegajosa que se usa para las calefacciones de hace 60 años. Otro caso clamoroso es cuando traducen "the Aeromexico DC-9" o "the PSA 727" por "el Aeroméxico DC-9" o "el PSA 727" (DC-9 o 727 son el modelo de avión) cuando lo correctos sería decir "el DC-9 de Aeroméxico" o "el 727 de PSA", confundiendo modelo de avión con el número de vuelo.

Los líos con el alfabeto radiofónico son ya todo un clásico de la MalaTraducción™. Parece que resulta complicado de entender que "november" ha quedarse como "november" y no "noviembre", "uniform" no es "uniforme" y sobre todo "x-ray" no es, por favor, "rayos x". Sin embargo me encontré en un documental que la matrícula N600XL que dicho en alfabeto radiofónico en inglés es "november six zero zero x-ray lima" se traducía por "noviembre seis cientos por lima". Increíble... 

Los aviones generan turbulencias cuando atraviesan el aire. Cuanto más grantes son, más turbulencias generan, y dado que esas turbulencias pueden afectar a otros aviones más pequeños, es preciso que en sus comunicaciones añadan la palabra "heavy" detrás del indicativo de radio o callsign. Aunque "heavy" podría quedarse como tal en la versión en español, en algunas ocasiones lo he visto traducido como "pesado", que aunque queda raro, mantiene el significado. Lo que no tiene ningún sentido es traducir "Delta 191 heavy" por "Delta 191 cargado". ¿Cargado de qué?

 Las cuatro fuerzas que actúan sobre un avión en el aire son, en inglés "lift, drag, thrust, weight". O lo que es lo mismo, sustentación (o elevación) que la ejercen las alas hacia arriba y mantiene el avión "volando", resistencia, que es la fuerza que experimenta cualquier cuerpo que se desplaza por el aire, propulsión (a veces empuje), que se opone y contrarresta la resistencia y hace el avión avanzar hacia delante, y finalmente el peso, que se opone a la sustentación. Cuando estas fuerzas se encuentran equilibradas (sustentación-peso y propulsión-resistencia) el avión se mueve a velocidad constante. Esto lo aprendimos en el tema de Dinámica newtoniana en la asignatura de Física en la escuela. Lo que no puede hacerse es traducir "lift", que debería ser sustentación o elevación por "propulsión" como sucede innumerables veces, o "drag" por arrastre, cuando debería ser "resistencia".

Por último he querido dejar para el final un par de expresiones que nada tiene que ver con la aviación ni con errores de traducción, pero que da una idea del nivelazo (cáptese el sarcasmo) que tienen los traductores de National Geographic. Tradujeron "experienced" por "experientado" en vez de experimentado. Y la medalla de oro a la ignominia lingüística: "El capitán no se andó con chiquitas..." Agárrense que vienen curvas.

¿Qué viene a demostrar todo esto (que no deja de ser un botón de muestra particular del desbarajuste de traducción en general)? Simplemente que en este caso una institución como National Geographic que se toma muy en serio la producción de sus contenidos y a la que siempre había tenido en gran estima y como referente, tira por tierra todo este trabajo cuando lo que a mí me llega de National Geographic es un contenido de pésima calidad plagado de expresiones incorrectas e incluso con una calidad, no ya de traducción sino meramente lingüística absolutamente lamentable. La labor de traducción exige, y no digo requiere, digo exige, un importante esfuerzo de documentación, especialmente cuando se traduce sobre un ámbito científico o tecnológico en el que el léxico es fundamental. Evidentemente si se traducen erróneamente expresiones que podría traducir cualquier profesor de inglés de instituto, sería pedir peras al olmo que estos traductores se documentasen sobre el tema que estaban traduciendo. Lo triste es que ellos han cobrado por un trabajo que no merecería ninguna remuneración.

Y esto lo he descubierto en los documentales Air Crash Investigation gracias a mis conocimientos previos de aviación. ¿Sucede lo mismo en todos los ámbitos? ¿Me están colando en los documentales de National Geographic barbaridades semejantes en otras áreas en las cuales mi falta de conocimiento previo me impide descubrirlos? Ya no sé si me puedo fiar de National Geographic.

6 feb. 2013

"El dinero perdido de Mariano Rajoy", por Miguel Ángel Aguilar

Hace algún tiempo que dejé de leer El País. Hoy he recibido un texto a través de un amigo. En él se afirmaba que era un artículo de Miguel Ángel Aguilar, publicado el día 5 de febrero (ayer) y ya censurado. De hecho, la dirección original (politica.elpais.com/politica/2013/02/04/actualidad/1360004506_036319.html) ya no está accesible.

En un principio pensé que era un artículo apócrifo como tantos otros que han circulado atribuidos a Pérez Reverte o a cualquier otro. Sin embargo, una somera búsqueda en Google me permitió ver que la historia era verídica.
A las 13:00 del 6 de febrero Google aún indexaba el artículo aunque los enlaces ya no funcionaban

Tras constatar que Google aún indexaba la noticia, que en Menéame aún aparecía el artículo, y que todos los enlaces estaban rotos, me he decidido a publicar el artículo de Miguel Ángel Aguilar.

Aquí va el texto íntegro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...