30 ago. 2009

Manar y emanar

Tras ver el GP de Bélgica de Fórmula 1, he dejado puesto el telediario de La Sexta. Una de las noticias de estas de relleno, que tanto abundan en los telediarios de agosto versaba sobre los gazapos y anacronismos a los que tan acostumbrados nos tiene el cine y la televisión, principalmente cuando vienen del otro lado del charco. Y lo cierto es que este señalar con el dedo los gazapos del otro, me ha hecho escribir este artículo sobre otra cagada que por su poca enjundia no pensaba airear, precisamente el mismo telediario y en la noticia inmediatamente anterior, que narraba los festejos sobre la fiesta de la vendimia en Olite, y donde el redactor, estos ilustrados y declamantes miembros de nuestra sociedad en los que nos apoyamos para saber qué pasa, ha dicho:

[...] de la fuente de Olite, ya no emana agua, sino vino.

Los redactores deberían coger el DRAE con más frecuencia para saber la diferencia entre manar y emanar. Y sobre todo, no ver la paja en el ojo ajeno antes que la viga en el propio.

emanar.
(Del lat. emanāre).
1. intr. Proceder, derivar, traer origen y principio de algo de cuya sustancia se participa.
2. intr. Dicho de una sustancia volátil: Desprenderse de un cuerpo.
3. tr. Emitir, desprender de sí. Su persona emana simpatía.

manar.
(Del lat. manāre).
1. intr. Dicho de un líquido: Brotar o salir. U. t. c. tr.
2. intr. p. us. Abundar, haber copia de algo.

Mis queridísimos periodistas, antorchas y guías de nuestro saber e ilustración: De las fuentes manan los líquidos. No emanan.

0 comentarios. Deja alguno tú.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...