23 feb. 2005

Pues va a ser que sí...

Finalmente ha ganado el sí. Aunque la participación ha sido ridícula, pero dentro de dicha participación ha ganado el SÍ. Lo cierto es que la campaña ha sido absurda y llena de malinformación.

Se ha venido haciendo la asociación de que decir NO a ESTA Constitución es decir NO a Europa, y nada más lejos de la realidad. Decir NO a esta Constitución era decir NO a un tratado que no nos convenía, sin tener que dar la espalda a Europa. Pero es más fácil convencer a la gente de que NO voten NO, por el miedo, antes que convencerla de las bondades del SÍ, si es que existen. Decir NO implicaba forzar al gobierno a escucharnos, y a renegociar una Constitución. Sí, ya sé que el referéndum era de carácter consultivo y no vinculante, pero ¿alguien de veras cree que si hubiese salido una mayoría de NO alguien habría podido dar la espalda a una voluntad popular tan aplastante? Por otro lado, si hubiese salido SÍ pero por una mayoría muy justita, tampoco habría servido, pues ese mismo fue el argumento que Zapatero argumentó a Ibarretxe para tirar para atrás su plan. Que un plan así no puede ser aprobado por una mayoría escasa, sino muy amplia. Pero se ha insistido hasta la saciedad en el tema de no dar la espalda a Europa, y hacernos creer que decir SÍ era como una especie de pago por tantos años de beneficios que nos han venido de la UE.

Por otro lado, el problema ha sido que el NO ha sido defendido por políticos más "radicales" y más alejados del centro político. Que son precisamente los que generan más animadversión. Me consta de gente que no estando demasiado segura con el SÍ, haya decidido que si Carod-Rovira apoyaba el NO, entonces lo bueno sería lo contrario. Y lo mismo ha pasado con Llamazares, etc.

Pero lo cierto es que esta Constitución presenta graves inconvenientes para España. Lo triste es que aproximadamente el 90% de los votantes no se la han leído, y sólo conocen de ella lo que les han contado Schuster, Butragueño o el niño simpático de Aquí no hay quien viva. Por otro lado es perfectamente normal porque esta Constitución es un tocho infumable para el común de los mortales, en vez de ser una Carta Magna breve y sencilla entendible por el pueblo llano. Y así ha pasado, que una constitución mal conocida ha sido votada poco y mal. No ha votado ni la mitad de los llamados a las urnas. Esto ocurre porque no tenemos una Constitución como Dios manda, sino un refrito de las constituciones de todos los países de Europa.

En fin, el pueblo ha hablado (aunque poco) y esto es lo que ha querido. Tendremos ESTA Constitución europea.

19 feb. 2005

Más que en Lourdes

Sí amigos. Hoy, cuando hace una semana que ardió el Windsor (que ahora que lo pienso, también ardió el Palacio de Windsor en Londres), me he decidido de una vez a acercarme por la zona, con la esperanza de que el pasotismo característico del pueblo madrileño hubiese hecho mella en la población y ya no quedase casi nadie allí. Pensaba hacer alguna foto, pero no, no voy a publicar ninguna foto del Windsor, pues ya estan todos los medios de comunicación hasta arriba de ellas, y lo tenemos ya muy visto. Así las cosas, cámara en ristre (uno nunca sabe cuándo se puede topar con un Pulitzer, como dice mi apreciado Alguersuari), he cogido el coche y me he plantado allí mismo, aparcando sin demasiada dificultad (se notaba que el Corte Inglés estaba cerrado) en la calle Ponzano y he salido por la bocacalle a Raimundo Fernández Villaverde (la calle en la que está el Windsor). Lo cierto es que impresiona tenerlo delante. La última vez que lo había visto había sido hacía una semana, justo la noche que ardía y yo pasaba a su lado con el coche. En aquel momento me imaginé que apagarían el fuego y ya, no podía imaginarme que el edificio entero ardería hasta sus cimientos. A distancia y entre unos árboles le tiro un par de fotos, y comienzo a andar.

Cuando me alineo con la acera no doy crédito a mis ojos. Centenares de personas se arremolinan en la esquina de Raimundo Fdez. Villaverde y Modesto Lafuente. Tanto es así que invaden la totalidad de la acera de dichas esquinas, y además parte de la calzada, por lo que los policías municipales que están allí para asegurar el perímetro de seguridad, tienen que estar más pendientes de controlar el tráfico rodado y el pedestre, conteniendo continuamente a la multitud para que no colapsen la calle. En esa esquina precisamente hay un bar, llamado "La Meka de la Baguette" que a partir de ahora creo que va a cambiar su nombre por "La gallina de los huevos de oro", porque está tan abarrotado como la acera. Creo que ha sido el único comerciante beneficiado por la cremá del Windsor.

Esquina donde se sitúa el bar "La Meka de la Baguette" al que solicito desde ya hagan una inspección fiscal pues sus beneficios van a ser escandalosos durante el presente ejercicio. Si cotiza en bolsa, prometo comprar. (Foto Lirón)


Multitud en el cruce de Raimundo Fdez. Villaverde con Modesto Lafuente que observan las ruinas (a la espalda del fotógrafo). A la izquierda, junto a la cabeza del agente de la Ley y el Orden puede apreciarse el citado bar. (Foto Lirón)

Después de cruzar los dos pasos de cebra sin problema ninguno, ya que esté el semáforo en rojo o en verde, el flujo de personas es tal que los coches no pueden pasar. Tiro unas cuantas fotos, y decido irme hacia la calle Agustín de Bethancourt, que espero esté algo más tranquila.

La calle Agustín de Bethancourt queda justo en dirección sur, por lo que el aire predominante de Madrid, Nor-noroeste hace que toda la calle huela a quemado aún una semana después del incendio. Allí el ambiente es igualmente sustancioso. Además, como esta calle queda cortada al tráfico, la calzada al completo se convierte en una plataforma excepcional para plantar el trípode.

Panorámica del ambientazo que se respiraba entre la multitud de peregrinos que se acercaban a ver la reliquia del Windsor. (Foto Lirón)

En resumen. La ruinosa silueta del Windsor se ha convertido en un lugar de peregrinaje, de culto al que acude gente incluso de fuera de Madrid. Como la tumba de Jim Morrison en París, o el santuario de Lourdes. No me extrañaría nada que de aquí a poco comenzaran a comercializarse minuaturas del Windsor en su estado pre y post incendio en puestecillos callejeros. Seguramente también hay una oportunidad de negocio en la venta de pequeños fragmentos de los restos del edificio, con un sello más o menos mono que certifica su autenticidad, como se hizo con el muro de Berlín. (Y que seguramente sumarían como para construir diez o doce Windsors). Yo tengo un trozo falsísimo del muro de Berlín, pero lo compré en un chiringuito playero aún a sabiendas de que era falso, y el sello se veía a la legua que era una burda copia, pero lo exhibo orgulloso como muestra del afán humano de hacer negocio). El caso es que como santuario, y viendo tanto peregrinaje, a uno le entran ganas de pedirle a la reliquia del hormigón incorrupto del Windsor la curación de los sabañones, algún padrastro o un orzuelo. Ya digo, más que en Lourdes.

18 feb. 2005

Ni terrorismo ni piromanía

Todos estamos muy atentos a lo que pasa con el Windsor y demás. Ya el sábado por la noche, mientras veía atónito en la televisión, se me ocurrió apuntar la posibilidad de que hubiese sido provocado. Lo cierto era que no veía demasiada lógica en provocar un incendio para quemar ese inmueble, ya que el seguro pagaría ni más ni menos que lo que vale el inmueble, y a los propietarios les resultaría más costosa la demolición y reconstrucción que lo que podrían cobrar, además de dejar de percibir los sustanciosos alquileres de las oficinas del Windsor.

Pero la semana fue avanzando y hubo gente que empezó a apuntar a terroristas islámicos infiltrados entre los trabajadores que realizaban las obras de rehabilitación.

Yo cuando vi la luz fue el jueves por la noche cuando vi en Telecinco la cinta en la que aparecen las siluetas en la ventana. En ese momento lo vi todo claro. Si damos por cierta la cinta, y suponemos su autenticidad, para mí no hay otra lectura que la siguiente:
Un grupo de dos o más individuos se introdujeron en el Windsor con intención de robar documentación de algún tipo e indudable valor. Evidentemente la mejor forma de encubrir un robo es impedir que se sepa lo que se ha robado, e incluso si se ha robado algo o no. Quemar una oficina no sólo destruye las pruebas, sino además imposibilita saber si falta algo.

Las imágenes a mí al menos me parecen esclarecedoras. En la primera tanda, un individuo se mueve a izquierda y derecha de una ventana, en un ademán que parece coger algo de algún sitio (armario, estantería, etc) y entregárselo a alguien detrás de él. En la segunda tanda de imágenes, se enciende una linterna para mirar en alguna parte. La estancia en la que ellos se encontraban no estaba iluminada. Para quien nunca haya estado en el Windsor diré que las oficinas estaban dispuestas con despachos rodeando el perímetro de ventanas, y áreas comunes con mesas de trabajo en la parte central de cada planta. Así, parece que había alguna luz encendida en la parte central, pero que se cuidaron muy mucho de no encender la luz del despacho, pensando quizá que los cristales ahumados no dejarían ver el tenue resplandor de la luz en el interior. Esa luz de fuera del despaco permitiría moverse sin problemas, pero no escudriñar el interior de un armario, estantería o incluso caja de seguridad, para lo cual sería necesaria una linterna, como efectivamente se ve aparecer en esa segunda tanda de imágenes.

Se afirma que el calor debería ser insoportable, pero no hay que olvidar que la masa de aire caliente a gran temperatura tendería a subir, y que el hueco de ascensores y escaleras hacía de tiro para el fuego superior, provocando una tremenda corriente de aire frío desde los sótanos hacia arriba que refrigeraría cualquier estancia por debajo del fuego, lo que permitiría a cualquier ser humano a estar ahí.

Desde su posición verían perfectamente llegar a los bomberos, mientras que los vigilantes de seguridad aseguraban que no había nadie dentro. Desde arriba pudieron ver cómo los bomberos entraban dentro y se escondieron a su paso, volviendo a la actividad cuando se hubieron marchado.

Una vez cometido el robo, no habría más que bajar las escaleras y salir por el sótano que comunica con el subterráneo de AZCA, y que ofrece numerosas salidas en las calles aledañas, algunas hasta a 500m de distancia del Windsor. La mejor forma de salir sería andando, mucho más discreta que en algún vehículo, o quizá en algún vehículo de servicios. Todo esto mientras la policía se afanaba en mantener a raya a los curiosos que en la superficie, intentaban acercarse al Windsor en llamas.

Así las cosas, mi tesis es que ni terrorismo ni piromanía. Simplemente robo, ni más ni menos. Un robo muy bien planeado para robar algo de mucho valor y fácilmente escamoteable, documentos de alguna índole. Y un incendio provocado para ocultar las pruebas. Probablemente no se pretendiera dejar inservible el Windsor, sino que simplemente bastaría un incendio en un despacho o dos para eliminar toda posibilidad de esclarecimiento de dicho robo pero posiblemente se les fue de las manos.

Veremos si la policía científica puede sacar algo en claro del amasijo de porquería a que ha quedado reducido todo. Supongo que el primer paso sería intentar averiguar a quién pertenecía el despacho donde estaban las siluetas, y que el juez instructor interrogue a dicha persona para saber qué guardaba en su despacho que pudiera ser susceptible de ser robado.

14 feb. 2005

Madrid, espíritu olímpico

Actualizado el 14.02.2005 a las 13.35 (CET)

Madrid 2012 Preparados para ti era el antiguo lema de la candidatura olímpica que ahora, en una demoledora y agresiva apuesta de futuro ha pasado a ser. ''Si hacemos esto en 2005, imagina de lo que seremos capaces en 2012''.

Madrid llega más lejos que ninguna otra candidata en su afán olímpico


LIRON PRESS AGENCIAS

Madrid. - Con el encendido de la antorcha olímpica la pasada noche del sábado, Madrid se postula como la ciudad más olímpica de la historia de los Juegos. Una antorcha de 106 m. de altura iluminó el espíritu olímpico (y la noche) de los madrileños durante la friolera de 25 horas.




La bella estampa de la antorcha pudo verse desde kilómetros de distancia


''Intentamos que se encendiera cuando estaban aquí los representantes del COI, pero dado que había que cortar dos arterias viarias, el principal enlace ferroviario de la ciudad, y tres líneas de metro, además de desplazar a numerosos residentes y comerciantes decidimos esperar y encender la antorcha inmediatamente después de su partida.'' Fueron las palabras del concejal de Trasportes.


La antorcha se encendió el sábado a las 23:20 e iluminó los corazones de toda la ciudad que contemplaban sonrientes y embelesados la belleza del olimpismo madrileño tambaleándose a la salida de sus respectivos bares de copas. ''El momento del encendido fue cuidadosamente elegido. Estas cosas hay que hacerlas siempre en fin de semana que la gente es más benévola debido al nivel de alcohol en sangre, y así nos daba tiempo a tener barridos los escombros para el lunes por la mañana. Madrid limpio es capital, como pone en las papeleras'' Dijo el concejal de Juventud.




Un grupo de jóvenes madrileños aplauden la iniciativa de su candidatura olímpica.


La elección del edificio fue igualmente cuidadosa. Según fuentes de la concejalía de Urbanismo, se evitó quemar la torre Picasso por ser más grande y así reservarla para la ceremonia de inauguración del 2012. Las torres de Puerta de Europa eran dos, y la dualidad de antorchas podía confundir a las masas, y Torrespaña, llamado ''el pirulí'' por el acervo popular, habría sido una estupenda antorcha pero quemarla habría imposibilitado la retransmisión del evento vía satélite.



Una bella imagen de la antorcha con los fuegos de artificio que la acompañaban bajo la cariñosa mirada de los espectadores congregados a su alrededor. Puede verse el logotipo del patrocinador.


Patrocinador de excepción

El Corte Inglés tuvo la exclusiva del patrocinio de excepción y su intervención fue clave a la hora de elegir el emplazamiento de la antorcha. "Sabemos que no podremos abrir durante semanas el centro de Castellana, pero las pérdidas serán mínimas comparadas con la publicidad que obtendremos al aparecer en todas las imágenes de la antorcha difundidas por todo el globo." Afirmó un responsable de los grandes almacenes.
Todos los medios informativos del planeta se han hecho eco de la impactante noticia a excepción de los estadounidenses que han visto visiblemente amenazada su candidatura para Nueva York 2012, aunque es de sobra conocido el pasotismo de estos medios por todo lo que ocurra fuera de sus fronteras.


París a la zaga

Ante esta demoledora apuesta por la candidatura de Madrid, París se apresuró a quemar su Teatro Empire en apoyo a su candidatura de París 2012, antorcha que, sin duda ninguna, no pudo empañar la magnificencia de la tea madrileña. No se descarta que las demás ciudades candidatas (Londres, Nueva York y Moscú) se sumen a la moda con iniciativas similares, y a última hora de ayer, en Londres había voces que apuntaban al Big Ben como antorcha para rivalizar con la torre Windsor.



Lirón Careto desde Madrid 2012

13 feb. 2005

Defensores de la democracia

No puedo evitar establecer paralelismos cuado veo las noticias relativas a las "elecciones" celebradas en Arabia Saudí. Curiosamente allí no votan las mujeres, pero jamás he oído en ninguna parte que el adalid de la Democracia, San Bush de Tejas, haya puesto en Riad su ojo para llevarles la democracia altruistamente como quiso hacer con Irak. ¿Será que San Bush de Tejas no considera un atentado contra la democracia la exclusión de las mujeres del sufragio? ¿O será que lo que le mueve no es precisamente un afán de ser garante universal de la Democracia, sino otro tipo de intereses? Lástima que nadie le pueda hacer estas preguntas directamente, porque quizá no supiera qué responder o qué rayos hacer, como se quedó literalmente sin habla cuando le dijeron que los terroristas estaban atacando al país atentando contras el World Trade Center de Nueva York el 11 de septiembre de 2001.
Esperamos la venida de su Democracia, San Bush de Tejas, atrévase de una vez a quitarse la careta, o a ser coherente con sus palabras. No un cobarde al mando del Mundo.

Anexo: Es Tejas, sí. Porque X era la grafía que se empleaba en el s.XVI para escribir la J, y así se escribía Texas, México y Don Quixote de La Mancha, siendo Tejas, Méjico y Quijote.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...