16 dic. 2009

La vivienda y la sonrisa

¿Por qué cada vez que oigo una noticia sobre un (nuevo) desplome del precio de la vivienda se me dibuja involuntariamente una leve sonrisa? ¿Será por imaginarme ahora qué dirán aquellos que se llenaban las manos de ladrillos y los bolsillos de billetes especulando con un bien tan esencial y primario como lo es la vivienda? ¿Será por imaginarme ahora qué pensarán aquellos que fardaban del negociazo que estaban haciendo a base de hipotecar de por vida a una generación entera llenándoseles la boca con eso de que "la vivienda es imposible que baje. Im-po-si-ble"? ¿Será por imaginarme ahora cómo estarán aquellos que se reían de mí cuando yo les decía yo que la viviendabaja, como bajan los tomates, los pepinos o cualquier caso que se compre o se venda?

2 comentarios. Deja alguno tú.:

raugaro dijo...

Hola,

El precio de la vivienda subió en España un 130% entre 1997 y 2005...

El hecho de que ahora vaya a bajar hasta un 30%, en los próximos 3 años, creo recordar que dijeron ayer en el telediario (siempre que las predicciones se cumplan), ... pues tampoco es que sea como para encontrar ahora a los promotores en taparrabos por la calle pidiendo algo que echarse a la boca.

Que me parece bien que esboces sonrisa cuando lo veas caer, pero mucho me temo que la carcajada todavía le dura a más de uno... y con los bolsillos lleno, además.

Salú!
R.

Shakti dijo...

Raugaro, hay que tener en cuenta que los beneficios obtenidos por la venta de las viviendas no tiene por qué ser de 130% para los promotores. Eso es sólo una evolución de los precios, tras sucesivas ventas, por lo que hay que suponer que los beneficios de cada transacción es más probable que estén en ese 30%. Porque para vender hay que comprar. Y si resulta que tú compraste/construiste a precio X, contando con que eso se puede vender a 1,2X, y luego resulta que no, a tomar por culo el negocio.

Para bien o para mal, ya ha habido más de uno que, si bien no está pidiendo por las esquinas, se le ha acabado el chollo y ha tenido que chapar. No es que me alegre por ello, ya que eso ha funcionado gracias a una actitud colectiva. Y como bien dice Nacho, esto está sujeto a la ley de la oferta y la demanda. A ver si con un poco de suerte tienen que empezar a vaciarse los bolsillos para liquidar deudas.

A ver para cuándo una regulación de verdad de los precios de la (primera) vivienda, coño.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...