28 dic. 2009

El mejor ataque es una buena defensa

Franco y sus amigos
Que los defensores de eso llamado la familia tradicional se sientan en peligro por la mera existencia de un derecho al matrimonio gay, o a una ley lógica del aborto (por citar dos ejemplos), es tan absurdo como que los vegetarianos se sintiesen en peligro por la mera existencia de carnicerías.

Los modelos familiares son consecuencia de su tiempo y las circunstancias sociales de su tiempo. La familia tradicional, fue el fruto de un modelo de familia dictado por la Iglesia católica, en un tiempo en el que la religión era en Occidente o un valor tradicional incuestionable (como lo fue la Inquisición, el machismo o el exorcismo de deficientes mentales), o bien porque directamente vivía en simbiosis con regímenes opresores y dictatoriales.

Sin embargo, el mejor ataque es una buena defensa, y no hay nada como hacerse pasar por víctima cuando uno es en realidad el opresor. Cuando uno es un intolerante, lo mejor es acusar al marginado de intolerante y hacerse pasar uno por víctima. No hay nada como hacer presión, e intentar hacer ver que en realidad se está actuando en defensa propia. De esa manera se libra uno del cariz malrollero que tiene ser un impositor de verdad, para pasar a ser un impositor en la sombra. No es la primera vez, ni será la última.


(Bonus) Malus: Es una triste ironía del destino que el día de la familia, un recién nacido sea abandonado en plena calle a su suerte. Afortunadamente la cosa no fue a más, y salvó la vida gracias a Paco.

0 comentarios. Deja alguno tú.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...