9 feb. 2009

Adoctrinamiento mediático

En mi último artículo sobre los argumentos del Partido Popular, me encontré un comentario de Mademoiselle Bohème sobre el adoctrinamiento de determinados medios de comunicación. Quise responder al mismo, pero la extensión de mi respuesta me hizo pensar que sería más productivo colocarlo como nuevo artículo, que no como larguísimo e insufrible comentario en el post original.

Querida Mademoiselle Boèheme.
Al hablar de cualquier tema, y máxime cuando ese tema nos toca la fibra sensible, es importante no perder la perspectiva para no caer en la demagogia y en aquello de ver la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio.

Cuando se habla de "adoctrinamiento" con tanto desprecio, asumo que la postura que adopta el acusador es menos "adoctrinante". Veamos:

Te quejas de la Cadena SER, que por otro lado según el último Estudio General de Medios dicha emisora tiene un 38% de share, más que las tres siguientes (Cope, Onda Cero y RNE) juntas. Pero eso puede ser porque la mayoría de la gente es estúpida y le gusta ser adoctrinada por la SER, en vez de oír a Jiménez Losantos. Un adalid del periodismo, un comunicador respetuoso, sin querellas por injurias y calumnias, y cuyos argumentos suelen basarse la mayoría de las veces en ataques personales y no en argumentaciones, porque ya sabemos que argumentar las cosas es para los rojeras de mierda. Lo mejor son los regímenes absolutistas en los que las cosas son así porque sí. "Es bueno ser rey." Ah, la Cope. Esa emisora que acabó saliendo del EGM por su poca profesionalidad.

El diario El País, que lo leen un millón de idiotas más que El Mundo. Qué tontos, leer ese periódico faccioso en lugar de leer el periódico con un largo historial de inferencias en el Gobierno, haber estado envuelto en conspiraciones para derrocar del poder a gobernantes, inventarse poco fundadas teorías sobre el ácido bórico o mostrar un irrespeto sobre las decisiones judiciales, poniendo en entredicho la sentencia del caso 11-M. Todo un ejemplo de periodismo limpio...

Entre programa y programa hay publicidad de todo tipo. Hablar de la publicidad del Ministerio de Defensa como si fuera la única que existe resta todo el crédito al que expone su tesis. Así que, querida amiga, intenta ser menos parcial. En cualquier caso, publicidad del Ministerio de Defensa y nuestros soldaditos llevo viendo desde que tengo uso de razón, con gobiernos de todos los colores. No me gustan nada los soldaditos, pero si tengo que verlos, prefiero verlos en Afganistán, en una misión amparada por la ONU, que verlos en Irak, en una guerra ilegal, condenada por la ONU y por medio mundo, y buscando para Bush (ese gran estadista), unas armas de destrucción masiva inventadas. :)

Iñaki "el Babas". ¡Qué cariñoso apelativo! Se parece -peligrosamente- a los que emplea la cuadrilla de Jiménez Losantos y la camarilla de Intereconomía (esa televisión líder del periodismo de investigación, que mima a su audiencia contrastanto las informaciones que ofrece). Del telediario de Cuatro no puedo opinar, porque no lo consumo, pero a estas alturas de tu comentario, no tengo miedo a pillarme los dedos si digo que tu opinión sobre el mismo estará tan sesgada como las precedentes.

Te voy a contar un secreto. No existe la imparcialidad en la información, salvo que veas los hechos por ti misma. Y aun viéndolos por ti misma, eso tampoco te garantiza la imparcialidad, ya que los automáticamente los enjuiciarás en base a emociones (es lo que tenemos los seres humanos, somos seres emocionales). Ahora bien, dentro de la problemática que supone informarse, por ese problema de imparcialidad, siempre es preferible buscar medios sin malos antecedentes. Es mejor buscar planteamientos argumentados. Un gobernante no es malo por estar gordo o ser feo. Puede que lo sea, pero no por esa razón, y emplear semejantes argumentos deslegitima el planteamiento completo. Esto es algo que debería saber cualquiera, porque es una perogrullada. Pero a veces interesa que la gente no piense, sino simplemente inflamarla. Cabrearla. Embroncarla. (Eso sí que es adoctrinamiento) Y entonces basta con llamar a uno "enano", a la otra "puta", y al de más allá "gafotas". Esto es lo que hace gente como Jiménez Losantos, y por eso no los uso para informarme. Además, conviente usar medios respetuosos con el estado de derecho y con las instituciones (como la judicatura y las decisiones judiciales). Medios que se documenten sobre las cosas de las que informan, y que no den pábulo a rumores infundados.

Ahora dime, entre tú y yo... ¿quién está más adoctrinado de los dos?
Casualmente no soy ningún adorador de ZP y soy muy crítico con muchas de sus decisiones. Me parece una vergüenza que se haya cargado el Ministerio de Medio Ambiente y a Cristina Narbona, que aunque era bastante fea (carnaza para J. Losantos), ha sido la mejor ministra de Medio Ambiente que ha habido en este país desde que Aznar creó la cartera (un estrafalario punto para el ¡¿negacionista del cambio climático?!), o que saliese al rescate de unos bancos al borde de una quiebra que nadie comprende (yo habría dejado que se cayesen con todo el equipo y que se salvasen ellos mismos con la pasta que ganaron durante 15 años de especulación inmobiliaria salvaje). Y te podría dar muchos más argumentos. Pero sobre todo no soy adorador de ZP porque creo que hay que dirigirse hacia un nuevo paradigma político, aunque esto será objeto de otro artículo.

2 comentarios. Deja alguno tú.:

Mademoiselle Boheme dijo...

Agradezco que te hayas tomado tanto tiempo y tantas palabras para responder a mi comentario.

Lo cierto es que de todo ello, he aprendido algo;)

Todo es subjetivo, pues sujetos somos! Nuestro deber es escuchar y juzgar, claro está, en base a nuestros valores.

Aunque manipular "a conciencia" es algo bastante común en los medios de comunicación; a la par que reprobable.

Un saludo!

espaldadeangel.blogspot.com dijo...

... luego existo, Excelente! Buscaba la definición del Adoctrinamiento mediático y me has dejado en claro la praxis del mismo.

"en base a nuestros valores".

Mademoiselle Boheme, se escribe "con base en", no "en base" y la semántica ortográfica no va de acuerdo a nuestras interpretaciones...

Existen valores universales que no deberían de ser interpretados como se nos de la gana como la exposición transparente de ideas.

Un periodista busca defender lo que fue violado, informar... eso creía o es ponerse el disfraz de oveja? "a conciencia" has expuesto tu subjetividad mediática candorosa y arrasadora.

Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...