2 ene. 2008

Demonios de película

No sé cuál será el personaje más interpretado de la historia del cine. Leí hace años en alguna parte que había sido Drácula. Si esto es así, el Demonio, Satán, Belcebú, Lucifer, Mefistófeles, el Maligno o como lo queramos llamar debe de estar en segundo lugar. Y el caso es que el otro día viendo una película comencé a pensar en los diablos famosos del cine. No me refiero a diablillos de tercera regional, no. Me refiero a Diablos. Los auténticos, los únicos.

En mi ranking personal, la medalla de bronce es sin duda ninguna para Robert de Niro por su maravilloso Lou Cyphre, con un punto además para William Hjortsberg, guionista de Angel Heart (1987) (El corazón del Ángel), ya que el juego de palabras entre el nombre del personaje Louis Cyphre, y Lucifer es magistral. Este demonio es oscuro, sarcástico, cínico e inquietante. Una gran interpretación y sin duda uno de los mejores Mefistófeles de la historia del cine.

La medalla de plata tengo que otorgársela a Al Pacino por su John Milton (esta vez un nombre común) en The Devil's Advocate (1997) (El abogado del Diablo, si no recuerdo mal, fue el título con que se estrenó en España). Aquí el Diablo se vuelve refinado, elegante y perverso, pero increíblemente atrayente.

Pero por sorprendente que pueda parecer mi decisión, el mejor Diablo que he visto jamás en una película, mi medalla de oro indiscutible, al menos hasta el momento, es para el grandísimo Peter Stormare por su papel de Satán en Constantine (2005). El ácido refinamiento de un Satán vestido impolutamente de blanco (junto al mejor arcángel Gabriel que he visto jamás, encarnado por Tilda Swinton, todo sea dicho) deja a la altura del betún a todos los demás.

Fuera de la clasificación tengo que citar al Diablo más acojonante (por lo que acojona más que nada) aunque no depende del intérprete sino del genial director que tenía detrás. El Demonio del Fausto (1926) de Murnau tiene momentos, como la escena en la que se yergue gigantesco dominando la ciudad que son para cagarse encima, y que lo hacen merecedor, (esta vez de forma conjunta director, F.W. Murnau e interprete, Emil Jannings) de una mención honorífica y especial.

0 comentarios. Deja alguno tú.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...