14 feb. 2008

¿Subconsciente o casualidad?

Hoy he cogido una camisa rojo bermellón del armario, que me pongo de higos a brevas. La verdad es que hacía bastante que no la usaba por ser bastante "cantosa". No obstante, hoy he abierto el armario y he cogido la llamativa camisa roja.

Al llegar a la oficina el cachondeo estaba servido. Unos y otros han empezado a hacer comentarios sobre mi camisa y Angus ha comentado "qué rojito vienes, niññññño". Lo que me ha costado un par de horas comprender, era que el cachondeo no era por el color de la camisa en sí mismo, sino por ser hoy 14 de febrero, según dicen, día de los enamorados, y en el que, por lo visto, quien está enamorado se pone algo rojo.

¿Habrá sido el subconsciente? ¿Habrá sido casualidad? ¿Estaré enamorado?

4 comentarios. Deja alguno tú.:

Anónimo dijo...

Si tienes que preguntarte si estás enamorado o no, ... ya te has contestado.

jaca101 dijo...

Es el cortinglés el que hace que sientas la necesidad de ponerte algo rojo este día. Lo hace enviando desde sus antenas de todopoderoso unas ondas que perturban imperceptiblemente la voluntad de cada individuo de su rebaño de compradictos fieles. Aunque tú no seas fiel, las ondas te afectan igualmente ya que no las han limitado y así conseguir más adeptos. Si no llegas a tener esa camisa en el armario, habrías ido a comprar una. ¡¡¡Da gracias!!!

Pd: A mi no me ha pasado porque me como un microfiltro como antídoto cada año. Funciona de maravilla.

Nacho (Lirón) dijo...

Yo lo intento pero no soy capaz de tragarme un microfiltro sin masticar. En lugar de eso, me tapo las antenas con papel albal, para no recibir las ondas malignas del Cortinglés por obra y gracia del efecto Faraday. Peor está visto que voy a tener que usar lámina de plomo en vez de aluminio.

jaca101 dijo...

No hombre, los microfiltros se mastican primero y les puedes ayudar a pasar con un poco de agua. Hay quien se hace bocadillos de microfiltros y quien los pasa por la sartén un poco... pero vuelta y vuelta, eh? que si no el plástico se derrite y sabe mal.
Ah, no les echéis sal ya que las ondas del cortinglés y la bobina del microfiltro con la sal y los jugos gástricos podría desencadenar un efecto parecido a la electrolisis. Con limón saben buenos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...