20 jun. 2005

La impresentabilidad sobre ruedas

Hay veces que uno se da cuenta de cuándo te intentan hacer comulgar con piedras de molino. Este es el caso de lo que ocurrió ayer en el Gran Premio de Estados Unidos, del Mundial de Fórmula 1. Soy aficionado a la Fórmula 1 desde muy muy pequeño. Cuando corría Senna, Alesi, o Berger, y mucho antes, cuando corría Gilles Villeneuve, Andretti o Fittipaldi. Y además me enteré de muy pequeñito que Nikki Lauda había nacido el mismo día del mismo mes que yo (unos cuantos años antes, claro), y eso fortaleció aún más mi vinculación con la F-1. Y en toda mi vida había visto un espectáculo tan lamentable como el que vi ayer. Y no me refiero precisamente a la carrera, que es lo que todo el mundo está tachando como lamentable. Lo que me pareció lamentable fue el numerito que montó Michelin y los siete equipos que calzan sus gomas.

Para los que aún no se hayan enterado del asunto, cosa que dudo a tenor del auge espectacular que ha sufrido la F-1 en España en los últimos 2 años y medio (Desde que Fernando Alonso corre en el Mild Seven Renault), diré que ayer ocurrió un hecho sorprendente e inusitado. El circuito de Indianápolis es un circuito de la Fórmula Indy, de los que abundan a lo largo y ancho de EE.UU. Dos rectas paralelas larguísimas con dos curvas semicirculares en los extremos, o bien, como es el caso de Indianápolis, un rectángulo con 4 curvas en las esquinas, muy peraltadas. Cuando la F-1 visita Indianápolis se transforma el circuito dejando parte del trazado original (mal llamado oval) y creando otra mitad del circuito

Ante todo, la responsabilidad de lo ocurrido es de Michelin. Un fabricante del prestigio de Michelin y que cobra lo que cobra por estar donde está, no puede permitirse una cagada como la mencionada.
En segundo lugar, los equipos de Michelin, tenían una solución muy sencilla. Si tus neumáticos no soportan pasar por esa curva a 330 Km/h, no pases a esa velocidad. Frena antes, coño. Y si no te gusta, pídele responsabilidades al causante de tu problema: MICHELIN, no a los otros equipos que tienen un suministrador de ruedas decentes.
La respuesta de Charlie Whitling (Director de carreras y Delegado de Seguridad de la FIA) en respuesta a los responsables de Michelin fue tajante.

"As explained in our earlier letter, your teams have a choice of running more slowly in Turn 12/13, running a tyre not used in qualifying (which would attract a penalty) or repeatedly changing a tyre (subject to valid safety reasons)."
(El contenido de esta carta y de todas las que intercambiaron Michelin y la FIA puede vers en la página oficial de la Federación Internacional de Automovilismo)

En cristiano:
"Como les expliqué en nuestra anterior carta, sus equipos tienen la opción de correr más despacio en las curvas 12/13[...]"
Pero claro, eso no mola. Aunque habría sido una solución perfectamente válida y habrían podido correr, pero claro, es más fácil tirarse a la piscina haya agua o no, y hacer presión diciendo "si no me pones la chicane, no corro", "si no me dejas cambiar las ruedas, no corro", "si no me preparas un GP a mi medida, no corro". Y finalmente, te sale el tiro por la culata, no te ponen la chicane, y efectivamente, no corres, y pretendes culpar de tus problemas a quien menos culpa tiene: a Ferrari y a la FIA, en vez de culpar a Michelin.

La pataleta de los 7 equipos que montan Michelin, diciendo "ahora me enfado, y no respiro", y yéndose a boxes, me parece mucho más vergonzosa que la actitud de la FIA, de Withling, de Ecclenstone y de Ferrari juntas. Esto me recuerda a la fábula de la zorra que pierde la cola con un cepo, e intenta convencer a las demás de que se lo corten también, que se está mucho mejor sin el rabo.

Si no puedes pasar a 300 Km/h por esa curva, frenas un poco. Y punto. No pasa nada. Lo que no puedes hacer es ir a por todas cuando estás fuerte, y cuando no lo estás, pedir que se cambien las normas, la reglamentación y hasta el trazado del circuito a tu medida. Pero lo que más me toca los cojones es que me intenten intoxicar con estupideces como que es por la seguridad de los pilotos. VALIENTE TONTERIA. Fernandito Alonso, hijo mío. Por la seguridad de los pilotos, los pilotos frenan antes de tomar una curva. Si no puedes pasar por una curva tan rápido, Y ADEMÁS LO SABES, porque os lo ha comunicado Michelin, pues frena antes. Es lo que hago yo con mi coche de calle, seguro que lo puedes hacer tú con tu R25. Así que de "Gracias, Ferrari" nada hermoso. Gracias a ti, a tu director de carrera, y al resto de directores y pilotos de los siete equipos que no corrísteis por cabezonería. por no asumir que teníais una limitación que os obligaba a ir más despacio por esas dos curvas, y por querer que os cambiaran el trazado del circuito a vuestra medida. Así se las ponían a Felipe II. Y esto es válido para todos. Lo que pasa es que con Alonso me cebo más porque por ser líderl del Mundial le pusieron más veces el micrófono delante, y dijo más tonterías que ningún otro.

Si la carrera de ayer no la corrieron siete equipos no fue por velar por su seguridad. Sino por haber echado un órdago a la grande que les salió rana. Por seguridad podrían haber frenado. Pero es más fácil hacer demagogia y usar esa supuesta seguridad para escurrir el bulto y culpar a quien no tiene la culpa. Ferrari hizo lo que debía. Correr la carrera. Y lo mismo hicieron Minardi y Jordan. Los otros siete equipos prefirieron no correr en vez de simplemente frenar un poco antes de cada curva. Pos fale. Pero que no me vengan con gilipolleces de que no había otra opción, que era por la seguridad y demás halaracas. Que no cuela.

0 comentarios. Deja alguno tú.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...