21 feb. 2010

The Fog of War: Eleven Lessons from the Life of Robert S. McNamara

Robert McNamara
McNamara ilustrando el riesgo guerra nuclear en 1963

La figura de Robert McNamara, Secretario de Defensa en la administración Kennedy no era para mí más que algo difuso más alimentado por personajes de películas que por datos ciertos. Y hace poco me topé con el documental que da nombre a este artículo, filmado en de 2003, siete años antes de su muerte. Se trata de una cinta dirigida por Errol Morris, y galardonada con el Oscar a la mejor película documental en 2003

Al verlo he descubierto a un hombre tremendamente inteligente, reflexivo y analítico enfrentado a personajes como el belicoso Curtis LeMay (el Göreing estadounidense), o Lyndon B. Johnson, que dio al traste con las intenciones de McNamara y Kennedy de salir de Vietnam. En definitiva, un gran analista formado en Harvard casi por casualidad, que logró ser la primera persona que alcanzó la presidencia de la Ford sin ser de la familia Ford, cargo en el que duró cinco meses, ya que John F. Kennedy le pidió convenció para que acpetase el cargo de Secretario de Defensa.

La película documental, no es sino una entrevista de aproximadamente hora y media, ilustrada con fotografías y metraje de cada momento histórico y sobre todo, con grabaciones de comunicaciones telefónicas o conversaciones históricas mantenidas a lo largo de sus mandatos. Todo esto le hace a uno reflexionar por ejemplo, en cómo hechos tan aparentemente inocuos como la elección de una asignatura durante su etapa académica puede condicionar las decisiones que toma una persona, que puede tener en sus manos cientos, miles o incluso millones de vidas humanas. Robert McNamara fue un hombre sensible y emotivo que se emocionaba sinceramente narrando los momentos trágicos del asesinato de Kennedy.

Entre las llamadas lecciones, me ha gustado especialmente “Tener empatía con el enemigo”, que fue lo que evitó el desastre nuclear en octubre de 1962, que él mismo afirma que estuvo realmente cerca y que se evitó por pura suerte, ya que había mucha más gente en ambos bandos deseando el enfrentamiento nuclear, que intentando que no ocurriese. Y la falta de esa empatía, fue lo que impidió comprender la idiosincrasia de Vietnam del Norte, y perder la guerra de Vietnam. En definitiva, que ponerte en el lugar de tu oponente suele garantizar una salida dialogada y no traumática a la crisis. También la titulada “Estar preparado para reconsiderar ideas”, que me recordó poderosamente a mi releído Watzlawick, y que ilustra perfectamente la frecuente incapacidad o resistencia de las personas a reconocer un error, o que un juicio, o una decisión anteriores, se elaboraron desde premisas incorrectas. Esto fue, según McNamara lo que hizo que EE.UU. se implicase aún más en Vietnam en una escalada hacia ninguna parte, que acabó con el desastre de 1975.

En definitiva, es un buen documento para reflexionar y profundizar en la vida de Robert McNamara y su papel en la Segunda Guerra Mundial en la oficina de Control Estadístico de la Fuerza Aérea, y durante la Guerra Fría como Secretario de Defensa de Estados Unidos hasta 1968.

1 comentarios. Deja alguno tú.:

Basurero Usurero dijo...

Que interesante, muy interesante. Suerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...