3 sept. 2009

Proceso mental de reconocimiento de un fantasma

Estaba yo, con el portátil, sentado a una mesa. Tras de mí, sólo había una ventana abierta en un sexto piso. La habitación estaba en penumbra, por lo que todo lo que se percibían eran bultos y sombras poco definidos. De pronto, por el rabillo del ojo veo a mi derecha un halo blanco, vaporoso, que poco a poco avanza hacia mí a mi lado, a escasos centímetros de mi hombro. Y he sido consciente de todo el proceso mental subsigiente, que se ha desarrollado en cuestión de milisegundos...


1º. El subconsciente detecta algo que se mueve fuera de nuestro control, y lo localiza, a la derecha. Es algo que no debería estar ahí, ya que detrás de mí no puede haber nadie. Sólo hay una ventana a apenas 30 cm de mi espalda. Ordena un reconocimiento inmediato.
2º. La memoria visual comienza a buscar de forma automática referencias que permitan identificar el intruso. Se localiza en el banco de imágenes una ocurrencia que encaja al 99%: Un fantasma. No cabe duda.
3º. Sólo entonces, comienza el cerebro racional (que no consciente) a operar. Y en ese momento dice "qué coño fantasma, no digáis gilipolleces". Y comienza una rapidísima búsqueda de una explicación que le resulte aceptable. Se analizan todos los factores que el cerebro tiene almacenados sobre la estancia, el momento, etc. Gato, perro, animales de compañía: No hay. Un ladrón por la ventana: Altamente improbable. Un gracioso: Negativo, no hay nadie más en la casa... Se van descartando opciones a velocidad de vértigo. Y al mismo tiempo que esto sucede...
4º. Mientras tanto, el subconsciente, como medida de precaución hace girar los ojos primero y la cabeza después hacia el intruso para tener una mejor visión del mismo y poder evaluar la situación. Y antes de llegar a poder reconocerlo visualmente...
5º. El cerebro consciente, que llevaba un rato, buscando una explicación (desde el paso 3), halla la respuesta. Es la cortina que, debido a la ventana abierta, se ha ido inflando lentamente por acción del aire, apareciendo en mi campo visual periférico como un ente blanquecino y fantasmagórico.
6º. Termina el giro de cabeza y se confirman las sospechas. Era la cortina.

De todos los pasos, sólo el tercero no es instintivo, si bien tiene un grado de consciencia muy leve. Se puede decir que yo "me he dado cuenta" de que pasaba algo en el paso 3. Y ese paso tres, la búsqueda de una explicación, dependerá definitivamente del contexto intelectocultural de que dispongamos. De ser otra persona, en vez de estar escribiendo este artículo, estaría enviando un correo a Friker Jiménez.

2 comentarios. Deja alguno tú.:

Chancro infecto dijo...

Hola!
Leyendo este artículo me he acordado de aquel que escribiste sobre la gripe A..

http://megasalva.blogspot.com/2009/09/gripe-ante-todo-mucha-calma.html

De todas maneras hazme caso: Es mejor que no la cojas, jajaja

Libélula dijo...

Y todo en cuestión de escasos segundos, además :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...