24 ene. 2009

Todos somos piratas

Que se descargan contenidos con derechos de autor en las redes P2P es algo totalmente cierto. Yo mismo lo hago todos los días. Esto no es delito, a tenor de todas y cada una de las sentencias [1] [2] [3] [4] [5]... (podría seguir hasta el infinito) que la SGAE (y cuando digo la SGAE, entiéndanse estos ladrones y el resto de ladronzuelos como Promusicae y demás) ha obligado a dictar (cuando no sobreseer) a la judicatura (aunque los ladrones que van a la oficina siguen intentándolo con denuedo). Y esto es porque cuando no existe el ánimo de lucro, no hay delito. Y yo no tengo una sala de exhibición ilegal ni nada. Me veo o escucho mis contenidos, y los borro. Si me gustan mucho, los compro para tenerlo "en bonito". (Aún así me parece más práctico un archivo .avi que un DVD con todos sus sofisticados menús y demás).

Nos cobran un canon, a modo de impuesto revolucionario de recaudación privada (yo no veo diferencia alguna entre lo que hace la SGAE y lo que hace ETA a este respecto), que le cobra el derecho de copia, no a quien tiene el original, no, qué va. Se lo cobra a todo el mundo. Es como si la industria del cine le cobrase la entrada, no al que está en la taquilla, sino a todos por igual, vayan o no al cine. Claro, así los clientes están mucho más contentos. Sería muy impopular cobrarle a quien le tienes que cobrar, sobre todo porque es tu cliente. Además se comporta de un modo muy similar a la camarilla del espionaje de Espe, los hombres de Paco. No los de la tele, sino los de Paco Granados. Y al igual que estos, aquellos son unos chapuzas y cuando se cuelan en algo tan íntimo como una boda, para intentar sacar cuatro duros por la reproducción de canciones con derechos de autor, les pillan.

Y tras venir puteándonos a todos por igual, luego lloran diciendo que no les queremos. Que la sociedad opina de ellos que son unos chorizos. Cuando dicen esto ya no sé si pensar que además de chorizos son gilipollas, o se creen que los gilipollas somos todos los demás. Pero no lloran con lágrimas de cocodrilo, no. Lo hacen a golpe de demanda cada vez que alguien les llama ladrones. Y claro, nos vuelven a dar la razón. ¡Chorizos!

Sin embargo, nuestro gobierno tan progre (en realidad, progre sólo para lo que le interesa), se alía con los golfos apandadores, para intentar, incluso teniendo la ley en su contra, salirse con la suya. Y ahora pretende acabar con las redes P2P. ¿Por qué? Pues no lo sé muy bien, (no lo saben ni ellos), porque sería más fácil atacar a las redes P2P por la distribución de pornografía infantil que por la distribución de contenidos con derechos de autor que, como digo, cuando es sin ánimo de lucro, no es delito. Sin embargo los encargados de velar por nuestros intereses a este respecto ya han demostrado su manifiesta y sonrojante ineficacia (quizá derivada de una mayúscula ignorancia). Suele pasar. Me recuerda al caso de la concejal de Santa Cruz de Tenerife, Esther Sarraute no sabía lo que es una ONG, y Clara Mapelli Marchena, Carmen Caro Jaureguialzo y Teresa Perea González (las tres lumbreras encargadas de salvarnos a nosotros mismos de las malvadas redes P2P) no tienen ni puñetera idea de lo que se traen entre manos, y claro, así les pasa. Incompetentes que se llevan la pasta pública de forma escandalosa, los hay en todas partes.

El caso es que Zetapé y compañía, se aprestan a encabezar la presidencia de la Unión Europea durante seis meses. Y para que nos vayamos haciendo a la idea, van poniendo la venda antes de la herida. Y se frotan las manos. Bueno, quien se las frota en realidad es Teddy Flautista. Ya nos lo dijo hace unos días nuestro tan fantástico como desconocido Ministro de Cultura, César Antonio Molina, anunciando medidas impopulares para frenar la piratería. Pero vamos a ver, señor Molina. ¿Me está diciendo que la piratería es una actividad popular en España? ¿Me está diciendo que el populacho somos una panda de piratas? Porque si de verdad va a actuar contra la piratería, entonces ¿qué tendría eso de impopular? Ah, perdóneme. Que su gobierno en general y su ministerio en particular tienen una particularísima idea de lo que es la piratería. Tan particular que sólo la comparten ustedes y los ladrones, y por eso se inventan a pachas ridículas campañas de propaganda absolutamente falaz como demuestra el hecho de que las fuerzas del orden, con la ley en la mano, no puedan hacer nada.

Claro que es ilegal que alguien se baje una película del eMule, o de un torrent, la tueste en un DVD y la venda por los bares. Del mismo modo que es ilegal contratar de forma irregular a un inmigrante irregular para que realice esa venta. Y es ilegal la tenencia y tráfico de contenidos de pornografía infantil, etc. Claro que sí. Pero intentar atajar esos problemas cortando las redes P2P, además de no solucionar los problemas (ya nos inventaremos otra cosa los informáticos, que en estas cosas vamos un decenio por delante de los torpes políticos), es un sinsentido tan grande como levantar las calles y carreteras para evitar que los atracadores de bancos huyan. Los atracadores de bancos huirán corriendo entre los escombros, y a la mayoría, nos joderán vivos.

Otra cosa es que realmente no quieran luchar contra la ilegalidad. Sean honestos y reconozcan (Sr. Molina y demás), que están en una lucha contra algo legal. Y claro, no es fácil encontrar argumentos para acabar con una actividad que no es ilegal, ¿verdad? Una actividad que sólo perjudica a la SGAE (no a los artistas). Si lo ha reconocido usted mismo, Sr. Molina "lo que es antipopular, ruinoso y un desastre es que los miles de puestos de trabajo que da la cultura desaparezcan" (sic). Sería una tragedia que se perdieran los puestos de trabajo. Luego ¿qué es lo que está usted rescatando en realidad? ¿A la cultura o al negociazo que la parasita? Porque sería estupendo para los chorizos que pudieran cobrarnos hasta por tararear una canción. Ese es su negocio, claro que sí. Ni a la SGAE ni al Ministerio de Cultura le importan un pimiento los derechos de autor. Lo que de verdad persiguen es abortar aquellos medios que la tecnología, debido a su propio anquilsamiento tecnológico, se les escapan de las manos e impiden su monopolio de contenidos. Y así, prefieren matar moscas a cañonazos con argumentos como el de los "avisos". Es decir, si te bajas muchos contenidos, como no tenemos ni idea de qué te bajas (y es ilegal que lo sepamos), directamente asumimos que te estás bajando muchas pelis comerciales y te restringimos la conexión. Pues no oigan. Es que soy adicto al porno amateur, de libre distribución, y me bajo cada día un par de gigas. Así que avisen ustedes a quien yo les diga y a mí déjenme en paz que bastante frito me tienen con sus cánones y demás puñetas.

1 comentarios. Deja alguno tú.:

M.F. dijo...

...y lo mejor es que la SGAE te diga que todo ello es para proteger a los "artistas", disculpen señores será para proteger a "artesanos" porque un artista estaría por encima de ello. De todas formas es normal, todos sabíamos que determinados favores de épocas pasadas los tendría que pagar nuestro presidente,...aunque luego digan que el tráfico de influencias no existe en ese lado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...