16 dic. 2008

Viaje gravitatorio

PC150088
Diagrama secreto del proyecto
Estaba yo pensando y divagando, y resulta que ha surgido una posibilidad. La aceleración gravitatoria tiene un potencial increíble. Y además es gratis. Si cavásemos un agujero hacia el centro de la Tierra, y nos lanzásemos, en condiciones ideales tardaríamos unos (redondeando) 18,25 minutos en llegar hasta allí, acelerando cada vez más. Si el agujero continuase hacia el otro lado, en poco más de media hora estaríamos en Nueva Zelanda y la misma gravedad que nos aceleró hasta el centro del planeta, se encargaría de frenarnos durante la llegada al otro lado, por lo que apareceríamos en las antípodas con la misma velocidad con la que nos tiramos. Sería algo así como aparecer en Wellington por un agujero de alcantarilla, dar un paso y caminar por la acera (si tenemos la precaución de tirarnos de cabeza, claro).

El problema es que si el tubo está lleno de aire, la resistencia aerodinámica frenaría sensiblemente el invento, y la energía cinética acumulada al llegar al centro de la Tierra no sería suficiente para contrarrestar a la gravedad en el segundo tramo del viaje, por lo que no llegaríamos a Nueva Zelanda, y volveríamos a caer hacia el centro, donde, tras unas cuantas oscilaciones, acabaríamos pudriéndonos de asco. Por ello es necesario hacer el vacío en el tubo.

Con el tubo en vacío, bastaría con una cápsula (podría ser esférica) con el aire suficiente para mantenernos con vida durante el trayecto. La cápsula aceleraría hasta alcanzar en el centro de la Tierra una velocidad aproximada de unos 40.000 Km/h (¿a alguien le suena esta velocidad?) y pasado el "ecuador" del viaje, comenzaría a decelerar, hasta llegar al otro lado con velocidad cero. La tremenda velocidad no debe asustarnos, ya que sería como hacer el viaje en caída libre (nadie se muere por ello) aunque podría ser recomendable no tomar nada sólido antes de viajar.

Sin embargo hay un doble escollo:
  • a) Para empezar, el núcleo de la Tierra es una esfera sólida de 1.220 Km tremendamente densa (está hecha de hierro y níquel). Taladrar dicha esfera es harto complicado y las condiciones de trabajo, con temperaturas cercanas a los 4.000 ºC serían penosísimas. Nadie en su sano juicio querría trabajar ahí.
  • b) Además, el planteamiento utilizado sólo sirve para viajar a las antípodas, de modo que si yo quiero ir de Madrid a Soria, no me sirve.

La solución a ambos problemas es la misma. Si trazamos dos líneas desde dos puntos cualesquiera de la Tierra hasta el centro, la trayectoria ideal sería una línea hiperbólica con las líneas antes mencionadas como asíntotas. Así, tendríamos que para ir de Madrid a Wellington, quizá tuviésemos que hacer escala en Bombay. La trayectoria hiperbólica es tanto más alejada del centro de la Tierra cuanto más cercanos estén el origen y el destino, sin embargo el tiempo de viaje siempre sería los 37 minutos antes citados, ya que al no pasar por el centro de la Tierra no alcanzaría la velocidad citada de 40.000 Km/h, pero también sería un recorrido más corto.

Evidentemente no sería necesario taladrar la Tierra con tuneles hiperbólicos desde cada pueblos hasta cada cualquier otro. Bastaría con hacer una serie de "atajos" entre distintos puntos del planeta situados estratégicamente, donde una vez allí, cogeríamos algún medio de transporte más convencional. Por ejemplo. Si voy a Singapur desde Madrid (unas 14 horas en avión), no sería muy problemático hacer un viaje gravitacional de 40 minutos hasta Bombay, y allí coger un vuelo de 3 horas hasta mi destino final. Creo que el ahorro de tiempo es más que considerable. (El método de "atajos" entre puntos clave es lo que se hace hoy en día con los hubs aeroportuarios)

El mayor problema, creo, es abrirse paso a través del manto. La temperatura del manto alcanza casi los 4.000 ºC en las zonas cercanas al núcleo y sería necesario emplear materiales que soportasen esa temperatura. Esto sería, claro, la solución de baja tecnología. La de alta tecnología sería abrirse paso en el manto desviándolo magnéticamente aprovechando las propiedades magnéticas del mismo. Aquí habría que ver cómo afecta esto a la velocidad y trayectorias del viaje, y sobre todo, que a nadie le gustaría tener en su ciudad una alcantarilla que diese directamente a los avernos.

3 comentarios. Deja alguno tú.:

raugaro dijo...

Hola,

Tienes que ver la película 'El Núcleo'. Se te quitarán todas las dudas acerca de los viajes atravesando el manto y el núcleo de la tierra.

Es posible, que se te quiten las ganas de volver a ver películas nunca más. Pero no te preocupes, que al final se te pasa, es un efecto secundario de ver esa peli, es un síntoma normal.

Y ahora? Tu tienes la idea, 'Espe' la tuneladora, ... y el INEM la mano de obra! :D

Ya lo tienes todo para el proyecto! :)

jaca101 dijo...

Hey, yo quiero ese absurdo agujero que me lleve de Madrid a Soria en poco más de media hora. Voy a quedar con la Aguirre por facebook, a ver si me presta la tuneladora un par de días. lo chungo es que aunque haga vacío, siempre habrá rozamiento contra la pared de abajo pero como Cercedilla esta a más altitud que Soria, igual llego por los pelos... Lo jodido es volver...

Jorge C dijo...

¿¿Resolviste el problema variacional para obtener que las trayectorias de viaje más corto son hiperbólicas?? :O
Si lo hiciste, ¡postea los cálculos! ¡Son lo más interesante! :D

Nunca me había planteado calcular braquistrócronas con gravedades diferentes :) :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...