2 de ago. de 2008

Fotos borrosas

Cuando una foto sale borrosa, puede ser por uno, o una combinación de los siguientes motivos:

  • Mal enfoque: Foto desenfocada.
  • Vibración de la cámara: Foto trepidada.
  • Movimiento del sujeto: Foto movida.

Comprender el porqué, y saber diagnosticar el motivo de la indefinición en la imagen es clave para poder subsanar el problema en futuras ocasiones.

Foto desenfocada
Una foto desenfocada se produce cuando bien el fotógrafo, o bien la cámara, no han sido capaces de ajustar la distancia de enfoque del objetivo a la distancia a la que realmente se encuentra el sujeto. Esto puede ser por multitud de causas. Estar el objetivo en posición M/MF, haber movido inadvertidamente el anillo de enfoque, o en el caso de las cámaras compactas, el muy común de no haber hecho que la cámara enfoque en el sujeto. Me pararé aquí, ya que es un caso corriente que sucede mucho, a pesar de lo fácil que es de subsanar. El caso más común es fotografiar a dos personas en un encuadre en el que ninguna de las dos ocupa el centro. La mayoría de las cámaras por defecto, asumen que el sujeto a fotografiar está en el centro de la imagen, por lo que enfocarán a aquello que ocupe el centro esté a la distancia que esté. En la fotografía de ejemplo se ve claramente cómo la difuminación se produce en todas las direcciones, debido a la no coincidencia de la distancia de foco con la distancia real al objeto.

Foto trepidada
Una foto trepidada suele darse por emplear una velocidad de obturación excesivamente baja. La causa en este caso es el movimiento no solidario de la cámara respecto al objeto fotografiado en el momento de realizar la toma. En estas circunstancias, aunque la escena sea un bodegón, la trepidación producida por el propio temblor del fotógrafo al sostener la cámara provocará la difuminación de contornos en la imagen tomada. Ni que decir tiene que esto mismo sucede en mayor medida cuando se toman fotos desde un coche, o en general cualquier vehículo en movimiento. Asimismo, este efecto se ve multiplicado con la distancia focal. Cuanto menor sea la distancia focal, más tolerancia a la trepidación tendremos. Para resolverlo, además de, como es lógico, ajustar correctamente la velocidad de obturación, siempre podemos optar por colocar la cámara sobre un trípode u otro soporte estable. En la fotografía de ejemplo (ampliada) podemos ver cómo aparece una “doble imagen” correspondiente a la vibración por el pulso del fotógrafo, a pesar de que el objeto estaba inmóvil. Esto es especialmente visible en las zonas con brillo.

Foto movida
Una foto movida también está provocada por una velocidad de obturación baja. La diferencia es que en este caso no es el movimiento de la cámara en el momento de tomar la fotografía, sino por el movimiento del sujeto. Es muy común cuando se fotografían animales, o niños, por sus movimientos impredecibles. En este caso, el trípode no es la solución, ya que esto no impedirá que el modelo se mueva. Lo único que podemos hacer es aumentar la velocidad de obturación. En el ejemplo, a pesar de que se aprecian con bastante nitidez los objetos inmóviles, el movimiento de la persona fotografiada fue excesivo para la baja velocidad de obturación empleada, por lo que la foto salió movida.

0 comentarios. Deja alguno tú.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...