10 ago. 2007

Solvay. 80 años después


Los asistentes a la 5ª Conferencia de Solvay. Bruselas (1927)
Cuando de adolescente me empecé a interesar seriamente por la física, me fascinaba profundamente el primer tercio del siglo XX. Esa generación de científicos fue quizá la última que trabajaba desde casa, que tenía el laboratorio junto a la cocina o anexo al salón. Y esa época es, a mi juicio, la que congregó mayor potencia del saber que, creo, no ha vuelto a darse ni siquiera hoy en día. Hay una fascinante fotografía (que preside este artículo y que tengo colgada en mi casa) que atestigua lo que se dio en aquel período de entre guerras. Es la famosa foto de la Quinta Conferencia de Solvay, de la que en octubre se celebrará su octogésimo aniversario. Cada vez que miraba y miro esa foto vieja y un poco movida de 1927 sólo un pensamiento asalta mi mente: "¡Qué cantidad de cerebros!" Para los interesados, la foto tiene un vínculo a una versión en alta resolución.

Y es que de las 29 personas que aparecen en el retrato, 17 eran o acabaron siendo premios Nobel. Me encanta ver a una anciana ya Marie Curie, un monstruo de la Ciencia que en ese momento ya atesoraba sus dos premios Nobel en física y en química y que es la única mujer del grupo, aunque como le corresponde, ocupa un lugar de honor, en la primera fila. Entre los personajes que aparecen en la fotografía están, además de Curie, Einstein (redactor de las teorías de la Relatividad), Schrödinger (responsable de la ecuación que lleva su nombre, una importante contribución a la Teoría Cuántica), Heisenberg (que enunció el Principio de Incertidumbre), Planck (el creador de la Teoría Cuántica), Bohr (responsable de importantes avances en física cuántica y de un nuevo modelo atómico), Pauli (enunció el principio de exclusión que permitió comprender la distribución de los electrones en la corteza del átomo), De Broglie (que enunció el carácter dual onda-partícula de la luz), Lorentz (codescubridor del efecto Zeeman), Piccard (Auguste, experto en barimetría y padre de Jacques, inventor del primer batiscafo práctico) y otros.

1 comentarios. Deja alguno tú.:

Hope dijo...

Hace poco más de un siglo, un empleado de una gris oficina de patentes en Zurich presentaba al mundo el resultado de sus horas de desvelo en forma de Teoría de la Relatividad Especial. A día de hoy, el mundo de la ciencia nos sigue descubriendo personajes sorprendentes. Ayer leí esto, y, la verdad, no salgo de mi asombro: http://www.terra.com.mx/articulo.aspx?ref=0&articuloid=359319
¿Otro aspie honorífico?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...