26 may. 2010

En algún momento algo falló

Antaño el profesor sabía, y el alumno no. El alumno aprendía del profesor, y este último le corregía, evaluaba y determinaba su aptitud. Así, llegado el momento, el alumno superaba a su maestro, y se convertía en el profesor de la siguiente generación, por lo que el listón subía oleada tras oleada. Así avanzaba sin parar la maquinaria del pensamiento y del conocimiento.

En algún momento esto falló. En algún momento uno o varios alumnos se saltaron las medidas de seguridad que protegían este sistema, y se convirtieron en profesores sin saber más que sus propios profesores. Y esto abrió la brecha para que en generaciones sucesivas de alumnos, el nivel comenzase a descender. Cada profesor fallido, incapaz (por su propia ineptitud) de determinar la aptitud de su alumno, permitía que un profesor fallido más, se sumase a la masa.

No me importa el momento ni las razones por las cuáles esto sucedió. Hoy en día, ser un iletrado no es patrimonio único de las clases menos acomodadas, o de aquellos que no han tenido acceso a los estudios. Hoy en día, personas con formación universitaria y de postgrado, gente a la que se le presupone una gran sapiencia, escribe textos plagados de faltas de ortografía y desaprende aún más cuando se deja corregir por los inefables correctores ortográficos de los procesadores de textos (esos que yo tengo siempre desactivados). Y así, hoy, el 99% de la gente escribe mal, no sólo en los SMS, ni en los chats, ni en los correos electrónicos, sino también en cartas formales, periódicos y textos profesionales.

En algún momento, algo falló.

3 comentarios. Deja alguno tú.:

Langreo dijo...

Lo peor de todo es que se niegan a aprender, se niegan ser corregidos, porque el orgullo les carcome, está por encima de todo ello... ese es el mal de nuestra sociedad.

Leicca dijo...

"Cada profesor fallido, incapaz (por su propia ineptitud) de determinar la aptitud de su alumno, permitía que un profesor fallido más, se sumase a la masa."

La gente ha perdido la visión de lo que pasa y sigue pensando que la educación está en mano de los profesores y ellos son los que manejan el cotarro.

No es sólo eso que tú señalas ahí arriba. Eso no es suficiente. Profesores fallidos ha habido a cascoporro desde siempre. Yo puedo decirte que he tenido los peores profesores del mundo en muchas áreas. El problema más grave hoy y que nadie quiere corregir ni ver, y que a todo cristo que se saca las eyes educativas del forro, son los NO PROFESORES dentro del sistema que deciden cómo y cuándo tienen que sacar a los niños de tu clase y promocionarlos sin haber recibido la adecuada formación argumentando cosas como "lo más importante es la educación en valores", y al final ni valores (porque ya desde Platón se discute si "la virtud puede enseñarse") ni tablas de multiplicar.

Así, ya te lo digo yo, se puede ser muy bueno como profe de lo que tú quieras pero para los chicos no hay manera. Yo no puedo ir a su habitación a darles lo que no me dejan decirles en la clase.

Les han tendido una trampa. A mis alumnos les digo lo mismo todos los días: que hagan lo que les digo "ahora" aunque les parezca que "no es el momento" porque para cuando quieran ponerse a estudiar ni yo ni nadie podemos ayudarles. Se me quedan con los ojos como platos y a mí se me queda el corazón encogío totalmente cuando los miro con una impotencia que ni te cuento.


Firmado: una profe.

Leicca dijo...

Nota: y que a todo cristo... ***SE LA TRAE AL PAIRO o directamente lo que decía un compañero: "quieren para los hijos de los demás lo que no quieren para sus propios hijos"***

(Sorry. Mesaío er testo, profe. La emoción... Y que me toca muy hondo el tema.)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...